Federer se abre paso en Wimbledon

Javier Méndez desde la ciudad de Londres

El césped del All England Club es su jardín privado. Impecable, vestido de blanco como exige el código de vestimenta, Roger Federer se abre paso entre la multitud que le aclama después de presentarse sin aparente esfuerzo en semifinales. El suizo está cómodo, sonriente y con confianza. Con mucha confianza. Una nueva exhibición en la Centre Court, esta vez ante Milos Raonic (6-4, 6-2, 7-6), sirvió para rubricar –si alguien tenía alguna duda– que es el favorito para levantar su octava corona en Wimbledon el próximo domingo. Mientras tanto los repletos pasillos del recinto de SW19 se postran a sus pies.

“Estoy mucho mejor preparado para Wimbledon este año que el anterior”, reconoce el No. 5 del mundo tras superar a su verdugo en las semifinales de 2016. “El pasado año pasé un momento duro entrenando durante la gira de tierra. En hierba luego fue difícil porque tuve problemas de espalda y rodilla. Fue una preparación insuficiente realmente”. Pero esta temporada todo ha cambiado. Este Federer poco tiene que envidiar a la raqueta que dominó el circuito entre 2005 y 2008. Ahora castiga con la misma autoridad.

Ha ninguneado un cuadro que hubiese hecho temblar a cualquiera. El impredecible Alexander Dolgopolov, el especialista Mischa Zverev, el peligroso Grigor Dimitrov o el cañonero Milos Raonic. Todos se han inclinado ante Federer sin poder arrebatarle un solo set. “En los partidos, nunca pude jugar tan libremente el pasado año porque estaba más pendiente de cómo se iba a comportar la rodilla que en cómo tenía que pegar la derecha o el revés”, confiesa. Ahora en semifinales le espera Tomas Berdych, que vio cómo Novak Djokovic no podía terminar su partido de cuartos debido a una lesión en el brazo derecho. En 63 minutos, el serbio puso punto y final a su participación cuando perdía 7-6, 2-0.

“Este año soy un jugador de tenis normal, al poder centrarme en la táctica. Creo que esa es la diferencia”, señala sobre su aumento de nivel en una temporada en la que busca su segundo Grand Slam, algo que no ocurre desde 2009 cuando enlazó los títulos de Roland Garros y Wimbledon. Desde entonces jamás ha encadenado dos coronas en una misma temporada en un torneo de esta categoría. “Estoy jugando muy bien. Estoy fresco, con confianza. La confianza es fundamental”, incide. Federer es un auténtico peligro en la hierba londinense y, mientras nadie diga lo contrario, el principal favorito para levantar el título.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados
essay help toronto why i didnt do my homework buy essays cheap assignment help online recommendations essay cheap