займы онлайнкредит наличными

El poder tiene nombre

Álvaro Rama desde la ciudad de Madrid

Si la autoridad tomara forma tendría un lugar reservado en este partido. Para ganar un puesto en las semifinales del torneo de Miami, Victoria Azarenka (6-4 6-2 sobre la británica Johanna Konta) y Angelique Kerber (6-3 6-2 ante la estadounidense Madison Keys) completaron su aceleración en Crandon Park hasta confirmar las sensaciones del arranque de curso, donde han probado estar un escalón por encima del resto. Un choque, en consecuencia, del mayor vuelo en el circuito actual: enfrenta a las dueñas de los mayores títulos de la temporada, con el cetro de Melbourne en manos de Angelique y la corona de Indian Wells en la bolsa de Victoria; opone a las dos jugadoras que lograron frenar a Serena en una final en 2016, si Kerber logró el imposible en Australia, Azarenka firmó la reacción en California y, en circunstancia más que destacable, sitúa cara a cara a dos mujeres en un punto álgido de forma, convertidas ya en las dos primeras raquetas del vestuario en 2016 – toda una demostración de la contundencia adquirida.

Sobre la pista central de Crandon Park no se jugará cualquier partido. Victoria Azarenka, que podría salir de Miami como número 1 del año en caso de tocar la copa, aborda a la única rival capaz de batirle en la presente temporada. Los cuartos de final del Abierto de Australia permanecen en la memoria de la jugadora de Minsk, “recuerdo con total claridad aquel partido” declaró la bielorrusa, supusieron el único punto negro en una rivalidad que la dos veces campeona de Grand Slam domina con claridad (6-1). Ese encuentro, donde Azarenka estuvo a un punto de forzar una tercera manga que nunca llegó ante la postrera campeona del torneo, jugará un rol psicológico evidente cuando ambas tomen la pista este viernes. “Voy a seguir peleando y mejorando. Intento forzarme a mí misma para mantener una intensidad elevada”, declaró Azarenka. La bielorrusa, que ganó el título en Miami en las temporadas 2009 y 2011, podría convertirse apenas en la tercera mujer capaz de ganar de forma consecutiva en el desierto de Indian Wells y en la humedad de Florida, siguiendo los pasos de Steffi Graf (1994, 1996) y Kim Clijsters (2005). “Si gano será bueno. Pero ahora estoy enfocada en las semifinales” sentenció con concentración espartana de Minsk, la única tenista capaz de pisar el penúltimo partido en Crandon Park sin ceder una manga.

Para Kerber, por su parte, el choque vuelve a plantear una nueva mentalidad en el circuito. Su convencimiento para plantar cara a las mejores jugadoras en los grandes escenarios, un debe en su pasado reciente. “No solía creer demasiado en mí misma. Cualquier podía ver el nivel que alcanzaba en los entrenamientos, pero nadie entendía por qué no lograba transferirlo a los encuentros” declaró la zurda de Bremen el pasado mes de enero, tras volcar Australia al ganar el primer Grand Slam de su carrera. “La parte mental es realmente grande. Debes mantener la tranquilidad y tener confianza en ti. He tratado de mejorar mi juego y mi manera de enfocar la competición insistió la germana, que entrenó en pretemporada con  Steffi Graf, escuchando los consejos de la campeona de 22 grandes, modificó su moción de servicio, buscando un golpeo más plano y explotando con mayor ahínco los ángulos para reforzar la autoridad de su primer golpe, y subrayó su figura como una referencia en el golpeo en carrera, un sello vital en el bamboleo a toda velocidad del tenis moderno. En Miami, donde ambas jugadoras optan a su tercera final de la temporada (Azarenka las pisó en Brisbane e Indian Wells; Kerber puso el sello en Brisbane y Melbourne), una oportunidad para marcar la autoridad antes de acudir al corazón del curso.

Kuznetsova y Bacsinszky, la otra semifinal

Svetlana Kuznetsova y Timea Bacsinszky pelearán frente a frente por un billete para la gran final de Miami. Campeona en 2006, la rusa busca volver a pelear la copa de Crandon Park una década después. Será un factor a considerar el estado físico de la jugadora de San Petersburgo, verdugo de Serena Williams y necesitada de tres mangas para cerrar los cuatro partidos previos – incluyendo la reacción (6-7(5) 6-3 6-3) frente a su compatriota Ekaterina Makarova en los cuartos de final. Por su parte la suiza, capaz de firmar la heroicidad de remontar ante Agnieszka Radwanska (2-6 6-4 6-2) y Simona Halep (4-6 6-3 6-2) en Florida, buscará la mayor final de su carrera profesional y mantener vivas su opciones de regresar al top10 femenino, algo que lograría en caso de levantar la copa.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados
cheap essay papers buy an essays the college essay buy sociology essays and get without one hour writing an english essay