займы онлайнкредит наличными

El arte de querer ser mejor

Marta Mateo desde la ciudad de Londres

Los ves entrar a la sala y no tienes la sensación de que lleven más de 1.000 victorias juntos y compartan más de 100 títulos. Bob y Mike Bryan, la personificación del dobles en esta era y posiblemente en las venideras, viven un momento de transición. Alguien con su curriculum podría haber puesto punto y final a su carrera. 38 años y éxitos a los que a veces la memoria traicionaría. Son tantos que recordar un detalle de cada uno sería ejercicio harto complicado.

Y sin embargo, ahí están. Queriendo ser mejores. A los dos les cuesta verse lejos de la pelea por el No. 1 del ranking. También está siendo un proceso de adaptación entrenar cada día sin que David Macpherson, su entrenador durante 11 años, ya no esté con ellos si no que ahora sea el serbio Dusan Vemic quien ocupe el puesto de mando. Lo bueno de los Bryan es su constante positivismo. Ver el lado bueno de las cosas. Llegan a Londres como los tapados del torneo y si otros en su situación se hubieran sentido casi casi menospreciados, a ellos les motiva esa posición fuera de los focos.

“Tuvimos una gran fase durante la temporada de tierra pero salvo esas semanas, siempre sentimos que nos faltaba un poquito más para lograr los resultados. Hemos tenido cambio de entrenador y estamos disfrutando mucho de esta etapa, lo único que quizá nos falta un poco más de tiempo para ver el trabajo reflejado en resultados”, explica Bob.

“Es divertido tener un nuevo entrenador porque no sólo son ideas diferentes en las que trabajar, si no también esa frescura que puede ayudarnos a nuestro juego. Cosas que pueden servirnos para mejorar técnicamente. Son ojos nuevos que ven cosas distintas y eso enriquece siempre”, continúa Mike para reforzar la idea de su hermano. “Creo que el horizonte está lleno de cosas positivas, sin duda. Sentimos que el trabajo tendrá su fruto seguro”.

Pero sin dejar de lado el optimismo, ambos jugadores confiesan qué raro se les hace llegar a Londres sin ser claros favoritos.

“Para nosotros es bastante duro estar aquí en Londres y no competir por el No. 1”, confiesa Bob. “Es algo que hemos hecho a lo largo de toda nuestra carrera. Otros jugadores posiblemente matarían por tener el año que hemos tenido. Pero en nuestro caso, nuestro mínimo es tan elevado, que siempre que vamos a una ciudad el objetivo no es otro que irnos de ella con el trofeo”, se sincera.

Mike asiente con la cabeza. Cuando se le pregunta si en momentos así se da cuenta de lo que han conseguido, sonríe. “Cuando no ganas trofeos cada semana, te pones a reflexionar y valoras aún más lo conseguido previamente. Estábamos tan acostumbrados a ganar prácticamente cada semana y ahora pueden pasar meses. Miras atrás y dices: Wow, ¿cómo llegamos a lograr todo aquello? No quieres pensar en el pasado durante mucho rato porque el objetivo es seguir sumando”, reflexiona.

Y en Londres, cada partido es una final. “En este torneo no puedes esconderte”, apunta Bob. “Cada partido podría haber sido una final de Grand Slam durante el año por lo que no puedes permitirte errores”. Ahora en las ATP World Tour Finals, como tapados, sí, pero que nadie les descarte. Que son los Bryan.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados
dissertation assistance write an essay introduction writing a great essay buy dissertation online do my hw for me