займы онлайнкредит наличными

El aprendizaje de Ferrer

Rafael Plaza desde la ciudad de Londres

A David Ferrer no se le cayeron los anillos a finales de 2014. Después de haberse clasificado en seis ocasiones para la Copa de Maestros, el alicantino viajó como suplente a la cita que reúne a los ocho mejores del curso, aceptando una oportunidad que muchos otros habrían desechado con su edad (32 años). “Vengo a aprender”, aseguró entonces el español, que cerró una temporada complicada (rompió con Javier Piles, su entrenador de toda la vida, y contrató a Francisco Altur, con el que no encontró sintonía profesional). Así, cerrando un ejercicio lleno de altibajos emocionales Ferrer atacó el año nuevo como un tiro. Añadir a Francisco Fogués a su equipo de trabajo y encontrar la estabilidad mental que necesitaba fue una mezcla imparable, tal y como demuestran sus resultados. El número siete, derrotado ante Andy Murray en su estreno en la Copa de Maestros (doble 4-6), tiene en Londres el premio a un año fantástico.

“2015 ha sido de los mejores años de mi carrera”, explicó el alicantino, que esta temporada ha celebrado cinco títulos (Doha, Rio de Janeiro, Acapulco, Kuala Lumpur y Viena). “Tras empezar el año ganando tres torneos me tocó pasar dos meses y medio parado”, recordó sobre la lesión que padeció en el codo derecho, la que le impidió jugar en Wimbledon y en los torneos de verano (perdiéndose los Masters 1000 de Canadá y Cincinnati). “Recuperarme ha sido algo muy bueno. He podido competir de nuevo contra los mejores. Mi objetivo desde principios de temporada era volver a estar entre los ocho primeros y poder jugar en Londres”, reconoció. “Mi motivación es la misma porque disfruto jugando a tenis. Tengo una edad y eso me da más tranquilidad y también más calma. No tengo que demostrar nada a nadie, solo a mí mismo para seguir teniendo la misma ilusión. Y seguiré jugando a tenis mientras la mantenga”.

En su debut ante Murray, el número siete tuvo una pelota de rotura para colocarse 2-0 en el arranque, desaprovechó un 3-2 y saque en la segunda manga y perdió el encuentro después de ceder su servicio cuando sacaba para mantenerse en ambos parciales, con 5-4 en el marcador. Cometió, sorprendentemente, ocho dobles faltas, una cifra que inevitablemente terminó condenándole a la derrota.

“Ha sido diferente”, respondió Ferrer cuando le preguntaron si había estado más cerca de superar a Murray que en las semifinales de París-Bercy, que ambos disputaron hace unas semanas. “Hoy he sacado peor que en París y de fondo he jugado un poco mejor, pero la pista es diferente y el momento también es diferente”, añadió el número cinco. “Es difícil hacer conclusiones, pero ha estado parecido. Realmente, ha cambiado un juego, tampoco mucho más”, insistió. “Las dobles faltas me han marcado, provocándome dudas. Me ha faltado también un poco de garra, de amarrarme más a la pista. Me toca aceptar los errores que he cometido, tanto tenísticamente como mentalmente. Intentaré arreglo para el miércoles. Puedo mejorar y perder, pero evidentemente mi intención es mejorar”.

La filosofía de los más trabajadores: nunca es demasiado cuando se trata de aprender.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados
write an apa paper for me persuasive research essays on single parenting essay writers no plagiarism online services for writing services buy essays online canada