Disfrutar: una receta para ganar

Javier Méndez desde la ciudad de Madrid

Juan Martín Del Potro es imparable. El argentino acumula ocho victorias consecutivas para presentarse en los cuartos de final de Indian Wells, después de levantar el título en Acapulco. El No. 8 del mundo superó este miércoles a su compatriota Leonardo Mayer por 3-6, 7-6(2), 6-3 en dos horas y media de un partido, en el que estuvo cerca de romper su racha. “Me sorprendió el nivel de Mayer hoy”, reconoció. “Creo que estuve inteligente en el tie-break. Luego logré volver al partido y tomar el control de los puntos, empecé a jugar mucho mejor después de ese tie-break”.

El estado de confianza de Del Potro es sublime. Probablemente sea, junto a Roger Federer, el jugador más en forma en este inicio de temporada en el que suma 14 victorias en 17 partidos y ya está a sólo dos de las 400 como profesional. “No podía sentirme al 100% debido a mi espalda, pero no fue excusa para jugar a este nivel hoy e intentaré estar mejor mañana. Han sido demasiados partidos para mí y mi cuerpo lo siente. Pero estoy sano y jugando bien, y eso me da confianza”.

El de Tandil ha recuperado su estatus de Top 10 y su candidatura a cualquier torneo en el que se presente. Todo un logro que jamás imaginó que volvería a repetir después de un calvario eterno por las lesiones en sus muñecas. “No esperaba volver al Top 10 de nuevo. Gané títulos otra vez y conseguí la medalla de plata en Río jugando una de las mejores semanas de mi vida”, recuerda. “Todo esto ocurrió después de mi operación. No puedo creer lo que estoy haciendo en mi ‘nueva carrera’. Pero estoy disfrutando mucho. Disfruto del circuito más que hace unos años. Y me gusta estar aquí porque es mi trabajo y es lo que amo”.

Esta ‘nueva’ carrera también ha traído consigo una serie de cambios en su raqueta y en su cabeza. “Con mi antiguo juego gané el US Open y fui No. 4 del mundo. Pero con esta forma de jugar, gané cosas diferentes e importantes también. Y creo que es la única manera si quiero seguir jugando al tenis. Y peleo con esto cada día y acepto las condiciones de mi muñeca o de mi cuerpo. Y luego, empiezo cada día a entrenar y a jugar partidos”, indica sobre su readaptación al circuito.

“Durante los primeros meses de 2016 jugué con ranking protegido y perdí pronto en cada torneo, y no podía pegar de revés. Ese momento fue horrible para mí, porque no quería sentirme mal en la pista como me pasaba”, se sincera el argentino. “Tuve la suerte de estar en los Juegos Olímpicos, porque después de esto empecé a jugar mucho mejor. Empecé a tener confianza en mí mismo, del público, de la gente, todo el mundo me dio energía para seguir intentándolo. Tras los JJ.OO. mi mente cambió y mi juego también. Creo que empecé a sentir como años atrás”.

Ahora en Indian Wells ya espera a su siguiente rival para tratar de pisar las semifinales por tercera vez en su carrera. ¿Su rival? Philipp Kohlschreiber.


© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados