“David sabe que se puede dar”

Álvaro Rama desde la ciudad de Madrid

Abordar la gira de tierra batida con la misma ilusión de siempre. David Ferrer afronta la llegada del polvo de ladrillo europeo como una oportunidad para dar continuidad a un arranque de temporada espléndido, que le ha visto ganar 22 de los 25 partidos disputados, levantar tres títulos en tres meses (Doha, Río de Janeiro, Acapulco), tantos como en las últimas dos temporadas y llegar a la arcilla de Europa como cuarta raqueta del curso. Toda una prueba de vigencia e ilusión con 33 años en las piernas. Su entrenador Francisco Fogués, una persona cercana al alicantino desde hace años y encargado de pilotar sus pasos desde el pasado otoño, habló con TENNISTOPIC sobre la preparación de David, su enfoque en un tramo del curso que puede marcar el resto de la temporada y las expectativas puestas para los torneos de arcilla.

Para el número siete mundial, que entrenó del 6 al 9 de abril en Jávea antes de acudir al Principado el pasado viernes, es la preparación a contrarreloj del primer coloso de tierra batida. “Hemos tenido sólo cuatro días de entrenamientos en tierra al volver tarde de Miami. Aquí le sumaremos tres días más antes del primer partido”, declara Fogués sobre el duelo que debe medirle al dominicano Víctor Estrella. “Ha entrenado muy bien y le ha costado menos adaptarse física y tenísticamente que a la vuelta de las dos giras anteriores. Eso, obviamente, no garantiza nada”, advierte Fogués, consciente de que sobre la arcilla los puntos exigen un extra de voluntad y que las rachas en un deporte individual saltan por los aires si uno echa el freno.“No hemos trabajado nada en especial, intentamos seguir en la misma línea y mantener niveles de juego, físico, confianza e ilusión”.

Con el cuarto mes de competición entre manos y el alicantino situado como cuarto jugador del año, el esfuerzo empleado no supone una sensación de deber cumplir, ni parece restar un ápice de presión en la gira. “Creo que será la misma. Somos conscientes de que se ha empezado muy bien pero por otra parte sabemos que esta gira va a marcar gran parte de la temporada. Hay muchos puntos en juego, van a ser tres Masters 1000 y Roland Garros. La presión y la ambición es la misma”. Ferrer, pisando el suelo donde firma su mejor registro global (la única superficie en la que supera el 70% de victorias), tiene por delante concentrada en apenas mes y medio de competición, una gira que repartirá 5000 unidades, clave en sus aspiraciones de volver a lograr una plaza titular en la Copa de Maestros que cierra la temporada.

Montecarlo, Barcelona, Madrid, Roma y París como camino de arcilla para un veterano con la ilusión del primer partido. “Continuar trabajando muy duro cada día”, expresa su entrenador al ser cuestionado por la fórmula para mantenerse entre los más fuertes. “Seguimos intentando introducir pequeñas mejoras, tanto a nivel físico como en pista. Los más fuertes evolucionan en su juego y David también quiere hacerlo aún con 33”, declara su técnico antes de empezar a competir en el Principado. Allí, durante la temporada 2014, Ferrer puso fin a una racha negra, logrando batir a Nadal en los cuartos de final, torciendo su brazo en tierra batida por primera vez en una década y siendo el primero capaz de apartar al mallorquín de la final monegasca desde 2003. “Las condiciones de juego en Montecarlo son prácticamente perfectas”. Un torneo donde David acumula una final, dos semifinales y que se disputa a orillas del Mediterráneo, el mismo horizonte que el levantino ha visto desde niño y que disfruta en su base de preparación “Tiene las mejores pistas junto con las de Roland Garros, las bolas, el ambiente,… “Jugar contra los mejores en una pista tan bonita como la central es un aliciente para David y para cualquier jugador”.

Para un hombre que ha escrito su nombre en todas las plazas históricas de la tierra batida, un título en estos escenarios sigue siendo un asunto pendiente. Y conquistar, tocar la copa en un gran evento con los calcetines manchados, sigue siendo uno de los grandes objetivos en este tramo de su carrera. “Por supuesto. Aunque tampoco hablamos de ello ni nos obsesiona. David sabe que cada vez quedan menos oportunidades pero al mismo tiempo sabe que está en un buen momento, que se puede dar y lo va a luchar y buscar como siempre ha hecho”.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados