займы онлайнкредит наличными

Como una pista a medida

Rafael Plaza desde la ciudad de Sevilla

Con una llamativa camiseta amarilla y pantalón turquesa, Rafael Nadal seguía entrenando el sábado cuando los focos se encendieron en Indian Wells. El campeón de 14 grandes, que se estrenó con victoria el viernes junto a Pablo Carreño en el cuadro de dobles (6-2 y 6-1 a Marrero y Cuevas) debuta hoy frente a Igor Sijsling en el primer Masters 1000 de la temporada, que es una de las citas más importantes del calendario, la primera parada de una gira clave (luego jugará Miami) para llegar a la temporada de tierra batida con el acelerador pisado o el freno de mano echado, y una superficie amable como ninguna otra porque no hay una pista rápida que conjugue mejor con el mallorquín que la de California. El número tres ha jugado 10 veces en el desierto, ocho de ellas alcanzó al menos las semifinales y en tres levantó el título (2007, 2009 y 2013), la última tras estar en la etapa inicial de su recuperación después de ausentarse ocho meses como consecuencia de una rotura parcial del ligamento rotuliano y una hoffitis en la rodilla izquierda. En consecuencia, la pregunta es evidente: ¿por qué el Valle Coachella es su reino de cemento?

“Siempre ha jugado bien aquí”, recordó a este portal Francis Roig, el técnico que acompaña al español en California. “Excepto el último año [perdió con Dolgopolov en tercera ronda], llevaba ocho temporadas sin bajar de las semifinales. Le gusta estar en Indian Wells: la pelota es viva en el aire, el bote no es muy rápido y se puede jugar bien desde el fondo de la pista”, desgranó el entrenador del número tres sobre las condiciones de juego, que son las ideales para Nadal. “Además, no hay humedad y es un clima muy seco”, añadió. “Cuando uno juega torneos en un sitio y lleva muchos años haciéndolo bien, va más predispuesto a repetirlo. No es solo el hecho de haber ganado, es que ha ganado muchos partidos jugando a un gran nivel. Eso da un plus. Cuando llegas, piensas que es un torneo que se puede dar bien. Eso ayuda a la hora de competir”, prosiguió. “Está con muchas ganas. Ha costado un poco ir ganando partidos, pero cada jornada trabaja duro y con los objetivos bien claros. Está todo el día pensando cómo hacerlo mejor, entrenando duro y con mucho diálogo. Con mucha ilusión, que al final es lo importante. Estoy convencido de que si tiene la suerte de pasar los primeros partidos lo puede hacer realmente bien”.

Nadal asalta Indian Wells con la tranquilidad que le dio el título en Buenos aires, su primera copa desde Roland Garros 2014. Pese a las características de la conquista (un torneo de la menor categoría, en tierra, que es su superficie predilecta, y donde no se cruzó con ninguno de los 50 mejores del ránking), el trofeo le permitió iluminar sus miedos, espantando fantasmas y llevándole hacia los últimos peldaños de la escalera que lleva subiendo desde enero, un proceso lento cuya recompensa es la limpieza de óxido acumulado en el parón. “Ganar en Buenos Aires le ha ido muy bien”, explicó Roig, que también estuvo con Nadal en Argentina. “Hacía mucho tiempo que no levantaba un título, desde Roland Garros. Pese a que no había jugadores de primera línea, ganar un torneo siempre es difícil. El juego no fue lo brillante que a uno le gustaría, pero estuvo correcto y competitivo. Además, celebrar el trofeo siempre es una ayuda”, aseveró el hombre que junto a Toni Nadal pilota la carrera del balear.

En Indian Wells, donde el vestuario se reúne al completo por primera vez desde el Abierto de Australia, están los mejores y eso significa una pugna a cara de perro. Si la lógica del ránking se cumple, Nadal jugaría con Federer en semifinales y con Djokovic en la pelea por el título. Para eso, sin embargo, tiene primero que encontrar la continuidad necesaria que le lleve a superar las primeras rondas. ”No se plantea ahora mismo un duelo con Djokovic o Federer”, confesó Roig sobre sus dos rivales directos, con los que aún no se ha cruzado en 2015. “Si tenemos la suerte de llegar a las rondas finales, eso querrá decir que ha jugado bien y estará competitivo para pelear con estos jugadores”, ilustró el técnico catalán. “Hace dos años, después de la lesión, cuando llegó aquí me dijo que si ganaba dos partidos estaba contento. Y luego terminó levantando el trofeo. Con Nadal no se puede descartar nada”, recordó sobre 2013. “A día de hoy, trabajamos para que juegue bien los partidos. Si llegamos a las rondas finales seguro que estará competitivo, aunque ni mucho menos eso asegura la victoria”, remarcó el entrenador del español. “El objetivo es competir adecuadamente, llegar a Miami en buen estado y que en estos dos torneos pueda coger puntos y partidos para llegar bien a la gira de tierra”, dijo. “Si compite bien y gana partidos, le servirá mucho para la temporada de arcilla, lo más importante para él, y para intentar llegar a bien a Roland Garros, que es un poco el objetivo”.

Ocurrirá esta noche en California. Nadal pisará el cemento de Indian Wells y será como si entrase en uno de sus templos de arcilla porque la superficie es una alfombra roja. Un paraíso de cemento. Como una pista a medida.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados
ghostwriting services paying for a college thesis write my research papers buy college essays the best place where can i pay someone to do my homework