Azotados por el calor

Rafael Plaza desde la ciudad de Nueva York

“Estoy muerto”. Esas fueron las primeras palabras de Roberto Bautista tras sobrevivir 5-7, 7-6, 1-6, 7-5 y 6-1 al austríaco Haider-Maurer en su estreno en el Abierto de los Estados Unidos bajo 32 grados de temperatura. “El calor ha sido muy duro. Ha sido otro rival más. He tenido muchos problemas físicos, me ha dado un golpe de calor y lo he pasado muy mal en la pista. También me han dado rampas, aunque es normal con esa temperatura y la tensión del partido”, explicó el número 19 del mundo, que jugará ahora frente al local Smyczek (4-6, 6-3, 6-2 y 7-6 a Filip Krajinovic) buscando la segunda ronda del último grande de la temporada. Como él, David Ferrer superó el debut ganando 6-1, 6-2, 2-6 y 6-2 a Damir Dzumhur, pero  pagó el peaje de un termómetro disparado. ”Hacía muchísimo calor y he pinchado físicamente”, reconoció el alicantino, que luchará en segunda ronda con Bernard Tomic, vencedor 7-6, 6-4 y 7-6 de Dustin Brown. “Ha habido cuatro juegos en el segundo set que han durado mucho y luego lo he pagado. Tras perder el tercer set he podido recuperar y ganar el partido en el cuarto. Él también estaba cansado. Y es normal: el calor era horrible”.

Sin Nadal, ausente como consecuencia de una lesión en la muñeca derecha, Ferrer, Robredo y Bautista compiten con el peso de la responsabilidad sobre los hombros, sometidos a un examen que es nuevo para el último de ellos tres. “Estoy en una situación nueva”, explicó el jugador de castellón, que en 2014 ha celebrado sus dos primeros títulos (hierba y tierra) y en seis meses ha escalado desde el puesto 58 al top-20. “Tengo que empezar a trabajar cosas en cuanto a la tensión. Este último mes no he sabido llevarla muy bien, pero soy consciente de ello, que es lo importante. Trabajaré para cambiarlo”, reveló. “De todas formas, las primeras rondas siempre cuestan mucho. He venido con algún problema físico en esta gira de Toronto y Cinncinati, aquí me encontraba mejor físicamente, pero me faltaba confianza y ritmo de partidos. Ha sido muy difícil, con muchas idas y vueltas. He sabido sufrir y he tenido recompensa. Ahora, espero disfrutar en la pista durante el siguiente encuentro”, se despidió. 

“Yo me he sentido cansado hoy, pero por el día y la humedad que ha hecho”, le siguió Ferrer, agotado tras cruzar un bache durante su encuentro que le costó un set. “Durante toda esta semana las condiciones no habían sido como las de hoy”, continuó. “Quizás, llego más tocado físicamente que otros años. He tenido problemas en el codo antes de venir que sigo arrastrando, problemas en los lumbares… pero estoy aquí para pelear”, avisó el número cuatro del mundo, que en el US Open busca relanzar su año más discreto en mucho tiempo.

Carla se rehace

“Ha sido un tema mío perder el primer set. He empezado demasiada relajada, sin esa tensión que requieren esos partidos en un Grand Slam”, explicó la canaria tras remontar 3-6, 6-2 y 6-1 a la australia Tomljanovic y pasar a la segunda ronda en Nueva York. “Era un marcador engañoso, pero estaba dominando, fallando y precipitándome. Al final, esa tranquilidad también me beneficia. He sabido competir al 100% con todo lo que tenía”, dijo la única española con vida en el cuadro femenino.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados