займы онлайнкредит наличными

Andy levanta la voz

Álvaro Rama desde la ciudad de Madrid

Si el hombre a batir tiene cara y ojos su carta de presentación no pudo ser más clara. Andy Murray fue el último hombre en acceder a la segunda ronda del US Open y, con diferencia, el que lo hizo de manera más contundente. Tras completar un ejercicio de estabilidad ante Lukas Rosol, un pegador incólume nada apetecible en la primera ronda del torneo al que superó por 6-3, 6-2, 6-2, su condición de gran candidato siguió ganando enteros.

Comparada su actuación con el despliegue intermitente de  Novak Djokovic durante la noche del lunes, la brecha anímica entre ambos no podría ser más amplia. Las virtudes del escocés, un corredor formidable con un sentido de pista privilegiado, se palparon de principio a fin sobre una pista ideal para su esquema de juego. En los amplios fondos del Arthur Ashe Stadium, un paraíso para el parapeto y el juego de contención,Murray se sumergió para sostener los durísimo golpes de Rosol, incapaz de quebrar la defensa del británico en toda la noche y desangrado a errores (45) al aceptar unos riesgos excesivos.

Lejos de mantener un planteamiento de reacción, sin embargo, Andy mantuvo la intensidad que le ha llevado a convertirse en el jugador más regular de los últimos meses. Su agresividad fue patente desde la posición en pista: buscando el choque frontal pegado a la línea de fondo, una advertencia ante uno de los tenistas más agresivos del circuito; una derecha construida frente al pecho, optando por reducir la curva y ser directo con un tiro no siempre ambicioso; y seleccionando con tino sus acercamientos a la cinta, hasta discutir el control de la mitad de pista a un adversario que huye del fondo a la mínima opción.

La escasa duración del encuentro, estrechando la mano antes de llegar a la segunda hora, fue una valiosa misión para un jugador que ha cargado las piernas como ningún otro durante el verano (siete finales consecutivas). Ese paso táctico adelante, ese orden reencontrado con el regreso de Ivan Lendl al banquillo hasta mantener una intensidad necesaria sin perder solidez, deja al británico preparado para encarar al barcelonés Marcel Granollers (7-6, 7-6, 6-4 a Juan Mónaco) en la segunda ronda del torneo.

Ni una pelota de quiebre encarada ante un jugador con planteamiento por momento suicida subrayó el amplio control del escocés. “Salió a buscar sus tiros”, declaró Andy sobre su rival, montado en una línea recta a la menor ocasión. “Una vez superé la fase complicada del inicio donde él golpeaba con limpieza, me calmé y jugué un gran partido”.

“He sacado muy bien esta noche. Usé buena variedad en el segundo servicio también. Esto es algo en lo que he trabajado mucho. Me funcionó bien sobre la hierba de Wimbledon y en Cincinnati. Cuando logro tener un buen nivel de servicio, el resto de mi juego tiende a mejorar”, analizó al británico. “Estoy contento por no haber gastado mucha energía”.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados
writing progress reports do essay writing services work write essay for college entrance essays about service biology lab report experts biology lab report experts