500 veces Andy Murray

Javier Méndez desde la ciudad de Madrid

Detrás de su última victoria en Miami ante Kevin Anderson (6-4, 3-6 y 6-3) se esconde algo más que la celebración del acceso por cuarta vez consecutiva a los cuartos de final de este Masters 1000. El puño que aprieta para festejar el triunfo es el de Andy Murray, que acaba de alcanzar los 500 en su carrera. Y es que si bien la pasada semana en Indian Wells logró convertirse en el jugador británico con más victorias en la Era Open, esta vez ha ascendido a un escalón en el que sólo habitan ocho jugadores más en activo.

“Significa mucho para mí”, comentó el número 4 del mundo a los micrófonos de Sky Sports. “No hay muchos jugadores que hayan alcanzado esta cifra de las 500. Es muy bonito haberlo conseguido. Hacerlo en Miami era bastante apropiado. He pasado duros momentos en esta pista, trabajando mucho aquí”, apuntó el escocés. “¡Espero que no sea el último partido que gane!”, bromeó.

Roger Federer, Rafael Nadal, Novak Djokovic, David Ferrer, Lleyton Hewitt, Tommy Haas, Tomas Berdych, Tommy Robredo y Andy Murray, por este orden, son las raquetas que han celebrado un mayor número de partidos ganados en el circuito y todos comparten una misma peculiaridad: alcanzar el medio millar. Eso sí, tal cantidad de victorias le ha servido al de Dunblane para situarse como el cuarto jugador, entre los que hoy forman parte del cartel ATP, que más títulos presenta en su vitrina (31).

Algo más de dos horas tardó en sentenciar una cifra que perseguía en Cayo Vizcaíno, si quería continuar en el camino hacia su tercer título sobre la pista dura estadounidense. Pero todo empezó en 2005. Su primer triunfo se remonta a la hierba londinense de Queen’s. Allí derrotó a Santiago Ventura, donde desempolvó la cuenta de victorias. Desde el top-357 se plantó en la tercera ronda, tumbando también a Taylor Dent. Su actuación le sirvió para ganarse el galardón honorífico que concedía la ATP por entonces de ‘Jugador de la semana’.

Casualidad del destino o no, la número 100 se produjo también ante un representante de La Armada, Fernando Verdasco, en la final de San Petersburgo en 2007 para enlazar el tercer título de su carrera (hasta entonces todos en pista rápida cubierta). La 200 tuvo que esperar dos años más hasta Montecarlo 2009. En la tercera ronda, el escocés se impuso a Fabio Fognini. Mientras que la 300 las consiguió en casa, en la Copa de Maestros de 2010, en la fase de grupos ante Robin Soderling.

Para las 400 hubo que esperar hasta Roland Garros 2012. En su debut aquella edición en la tierra batida francesa se deshizo del japonés Tatsuma Ito para conseguir la marca. Finalmente, las 500 las alcanzó este mismo martes frente a Kevin Anderson en los octavos de final del Masters 1000 de Miami.

Entre tantas victorias y fechas especiales hay una que destaca por encima del resto, la 468. El domingo, 7 de julio de 2013, Andy Murray rompió un maleficio que se extendía en Wimbledon desde que Fred Perry levantó el título en el All England Tennis Club en 1936. 77 años más tarde, el escocés acabó con la racha negativa que perseguía a sus compatriotas.

“Hay una cantidad que me gustaría alcanzar antes de terminar mi carrera. Espero que mi cuerpo aguante y me dé la oportunidad de conseguirlo”. Es su último deseo. Sin pausa, pero sin prisa, Andy Murray ya celebra las 500.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados