12 años sin una final española

Redacción desde la ciudad de Madrid

Es una racha estirada durante más de una década. En julio se cumplen 12 años desde la última final WTA entre dos españolas. En Oporto, Ángeles Montolio inclinó a Magüi Serna para levantar la copa. Un año antes, en 2001, hasta cuatro veces se citaron dos jugadoras de La Armada en el duelo decisivo de un torneo profesional. Después, el vacío. Un período sin esos enfrentamientos que en el pasado habían sido habituales. La situación puede cambiar en Brasil. Un partido separa en Florianópolis a Carla Suárez, la número uno nacional, y Garbiñe Muguruza, la dos, de citarse en el duelo por el título y cerrar la brecha. Carla y Garbiñe, que entrenan juntas en Barcelona, se fotografían antes de sus partidos y comparten ratos muertos en el vestuario, enfrentadas por la historia si mañana superan las semifinales del torneo. Carla y Garbiñe, sobre las que pesa la responsabilidad del tenis femenino español, citadas por el destino en el horizonte cercano si la lógica del ránking se cumple.

Esto pasó el jueves en Florianópolis. A la victoria de la número 34 (6-2, 6-7 y 6-3 a Van Uytvanck) le precedió la de Suárez (4-6, 6-0, 4-1 y retirada de Niculescu). ”Estaba muy nerviosa, dudando, y ella ha jugado muy bien. Fue un poco de las dos cosas”, explicó Muguruza, que llegó a sacar en la segunda manga para sellar la victoria (con 5-3), la perdió en el desempate, y tuvo que solucionar el encuentro en el parcial decisivo para medirse ahora con la kazaja Yaroslava Shvedova, la número 79 del mundo. “Nunca he jugado contra ella, pero he visto algunos de sus partidos. Si está en semifinales es porque está jugando bien”.

El año de Garbiñe se resume hasta ahora en buenas noticias. A su primer título profesional, conquistado en Hobart después de seis meses de baja, le siguieron los cuartos de final en el Abierto de Australia tras ganar en octavos a Caroline Wozniacki, la exnúmero uno del mundo. Ahora, y en una nueva gira con paradas en Brasil, Indian Wells y Miami, Muguruza pone en juego un suculento botín de puntos (defiende octavos de final en California y Florida). También sabe, sin embargo, que cuando pase ese tramo del curso tendrá un puñado de meses para sumar, porque en la gira de tierra batida no hizo grandes actuaciones y desde Wimbledon no compitió, por lo que cada victoria serán puntos para mejorar su ránking, soñando quizás con abordar la frontera de las 20 mejores si los resultados siguen la línea de principios de temporada.

Carla, que jugará con la checa Klara Zakopalova (le ganó el tercer punto en la primera ronda de Copa Federación hace unas semanas en Sevilla), sigue adelante con el dolor en el codo, silenciando con resultados las molestias de la articulación. Ella, que busca una plaza en el top-10, es la principal favorita para ganar el torneo brasileño. Sería su bautismo tras cinco finales perdidas. Quizás, su rival por ese trozo de gloria sea Muguruza. La otra española que sigue con vida en Florianópolis.

Medina contra Soler por el título de dobles

Será la final número 36 de Anabel Medina en la modalidad por parejas (21 ganadas y 14 perdidas) y la primera para Silvia Soler. La valenciana forma pareja con Shvedova, que antes competirá su partido individual contra Muguruza. “Yaroslava es una jugadora bastante agresiva. Le pega muy fuerte y tiene una planta intimidante. Empecé jugando la semana bastante mal, con muchas dudas, pero hoy ha sido el mejor partido de todos con diferencia. Ellas una pareja muy difícil y estoy contenta de estar en la final”.

Para la ilicitana, que precisamente quedó fuera en la primera ronda del cuadro individual en dos apretados desempates contra Shvedova, será una oportunidad excepcional de sumar su primer título WTA en su primera final. Escudada por la italiana Francesca Schiavone, Soler buscará derrotar a Medina, la vigente defensora del título.

  • Pepa

    La derrota de Carla prolonga la larga travesía sin finales entre españolas.. una lástima. Ojalá Garbiñé, (ella sí, flamante finalista) se pueda llevar el torneo.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados