Wawrinka escapa de sus propias cadenas

Ander Millan desde la ciudad de Donostia

Stan Wawrinka pudo pisar los octavos de final del Masters 1000 de Montecarlo al vencer a Jiry Vesely por 6-2, 4-6, 6-2 en una hora y 22 minutos. No fue un típico partido de arcilla en el que se batallaron hasta el final por obtener el punto. El checo que tiene muy buen recuerdo de este recinto monegasco al conseguir la mejor victoria de su carrera el pasado año ante Novak Djokovic no mostró su potente juego.

Con 0-3 para el tercer jugador del mundo, todo parecía encarrilado. Sin embargo, su irregularidad retocó el parcial realizando el denominado auto break pero no tardó mucho en lograr sacar diferencia ya que sin que mostrase su mejor nivel tenístico únicamente había un actor sobre escena y pudo alzarse con el primer parcial. Jiry fue mejorando con su primer servicio, una de sus mejores armas, y poco a poco fue cogiendo confianza al salvar dos bolas de rotura en el segundo juego de la manga.

Al otro lado tenía a un Stan que no destaca por ser tan peligroso en estas primeras rondas. Cometió más errores y llegó un juego fundamental en el que prácticamente regaló su saque. El N.o 54 del ránking, aprovechó aquella situación y no dudó a la hora de cerrar el asalto con el primer golpe.

Los tres primeros juegos del set final fueron de trámite. Wawrinka dejó pasar un turno al resto sin que encontrase buenas sensaciones pero en la siguiente oportunidad que tuvo ascendió su nivel y quebró en blanco. En esta ocasión, no dejó escapar su ventaja y en el que fue el último chance logró poner sus pies en octavos de final con la primera bola de partido que vivió. Terminó con mejores sensaciones que los mostrados durante la apertura ya que mentalmente se pudo interponer a sí mismo. Algo muy importante ya que en la jornada de mañana tendrá enfrente al correoso Pablo Cuevas.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados
writing the doctoral dissertation essay written for you writing a great essay paid homework services cheap essays online