Sin prisa pero sin pausa

Redacción desde la ciudad de Madrid

Por decimocuarta vez, Roger Federer avanzó a los cuartos de final del Open de Australia. Con una bárbara confianza consigo mismo, el helvético doblegó a Marton Fucsovics por 6-4, 7-6(4), 6-2 en dos horas de encuentro. Fue un partido en el que el actual campeón fue de menos a más. Un inicio algo apático pero siempre sabiendo manejar la situación. Su servicio fue primordial para poder ir ascendiendo su nivel de juego.

Ganó el 84% de puntos con primer servicio y no dio al húngaro ninguna bola de quiebre. Marton, por su parte, tuvo cerca sus oportunidades pero cuando lo rozaba con la punta de los dedos, Roger daba por perdida la opción del hombre que se irá con su mejor marca en un Grand Slam. Con el segundo set en el bolsillo, el juego y la movilidad del segundo jugador del planeta ascendió en el último turno diurno de la Rod Laver Arena.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados