Ramos manda a España a cuartos de la Davis

Redacción desde la ciudad de Madrid

Otra batalla sufrida… y ganada. Albert Ramos dio el tercer punto de la eliminatoria a España frente a Gran Bretaña ante Cameron Norrie por 7-6(4), 2-6, 7-6(4), 6-2 en tres horas y 45 minutos para enviar al conjunto que capitanea Sergi Bruguera a cuartos de final del Grupo Mundial de la Copa Davis. El próximo mes de abril la cita será de nuevo en casa ante la Alemania de Sascha Zverev.

Al otro lado de la red no estaba Andy Murray ni tampoco Kyle Edmund. Pero el No. 114 del mundo opuso tanta resistencia sobre el polvo de ladrillo del Club de Tenis Puente Romano de Marbella como sus compatriotas. Después de igualar la eliminatoria, este domingo llevó al límite a Ramos para morir de pie.

El inicio del español fue impecable. Rápido de piernas, moviendo de lado a lado a su rival y mandando con la derecha, dominó la primera media hora de partido enlazando un parcial de 4-0, que prometía un camino plácido. Pero nada más lejos de la realidad. Norrie se fue enganchando al encuentro y demostrando que su resultado el pasado viernes frente a Bautista no fue casualidad.

El británico apretó los dientes para ajustar las fuerzas, salvando incluso dos puntos de set cuando Ramos sacaba con 5-4 para abrochar la primera manga. Tres juegos consecutivos de Norrie presentaban un nuevo decorado. Los restos dominaron a los saques y un intercambio de dos quiebres más desembocó en un tie-break donde el de Mataró terminó cerrando en su cuarto punto de set (7-4) en una hora y cuarto.

En la segunda manga, el No. 21 del mundo dio un paso atrás con su servicio con un escaso 50% de puntos ganados (12/24), lo que el británico aprovechó para tomar ventaja al resto. Primero con un break en el quinto juego (3-2) y más tarde consolidando la ventaja con un nuevo quiebre (2/2) para finalizar el set por 6-2. Agresivo, con descaro e inspirado con las líneas, Norrie prometía pelear hasta el último punto.

Ramos Viñolas recuperó la seña de identidad que tanto éxito le dio en el inicio de partido, más agresivo con la derecha y con chispa desde el fondo, para escribir un guion similar en el inicio del tercer set. El español se adelantó 3-0 y dejó escapar un punto de break para estirar la ventaja. Pero una vez más Norrie volvió a reaccionar, recortando distancias (3-2).

El partido entró, de nuevo, en un pulso de fuerzas. En un cara a cara de mirada a los ojos donde los dos gladiadores se retaron en la pista para medir quién poseía mayor capacidad de resistencia. Y en ese contexto Albert Ramos se hizo más grande, después de intercambiar hasta tres breaks más (4-4), el set se decidió de nuevo en el desempate (7-4).

El catalán tomó entonces el mando del encuentro y aceleró hacia la victoria. Completó un set impecable para someter a su rival a sus normas y poner rumbo a cuartos de final.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados