Norrie se convierte en el héroe del viernes

Ander Millan desde la ciudad de Barcelona

Enorme triunfo que consiguió Cameron Norrie al dar la vuelta al partido y poder empatar la eliminatoria en la jornada del viernes. Logró la victoria sobre la tierra batida de Marbella al doblegar por 3-6, 4-6, 6-3, 6-3, 6-2, el hombre que tuvo que afrontar ser el No.1 de su equipo por la baja de Kyle Edmund por problemas en su cadera.

Norrie, acudía sin apenas presión. La filosofía explicada por su capitán Leon Smith era el intentar divertirse ya que el fin de semana era muy complicado. Comenzó muy motivado, tirando con su drive y pudiendo imponerse en los puntos largos. Sin apenas presión logró diferencias en el marcador con una afición muy voluptuosa que había acudido al Puente Romano. Aun así, a partir del 2-4, el partido retomó la dirección para el lado español. Bautista consiguió quebrar y mentalmente con la ayuda de Bruguera fue fortaleciendo su coraza.

Cosechó siete juegos de manera consecutiva, llevándose el primer set y situándose con 0-3 en el segundo. Su juego con la derecha había elevado y sus pies se situaban más cerca de la línea de fondo. Es decir, era quién disponía del patrón durante estos minutos. Sin embargo, Norrie no se echó las manos a la cabeza y continuó luchando. Pudo acortar diferencias insistiendo al resto pero en muy poco tiempo, iba a recibir otro quiebre en contra que le valdría a Roberto llevarse el segundo parcial.

El verse con dos sets arriba y con break, relajó a Roberto y bajó su intensidad con el primer golpe. El encuentro se igualó y se vivieron muchos puntos de fondo sin que el servicio fuera algo primordial. Puntos desde el fondo, cambios de altura y dureza. Se rompieron el saque durante dos ocasiones cada uno hasta que Norrie sacó adelante el suyo salvando un 15-40 para colocar el 3-4. El español daba signos de que no estaba cómodo. Los nervios afloraban sobre su estampa mientras el británico se encontraba muy suelto, se creció e incrementó en confianza para realizar otro break y terminar llevándose el parcial con un 6-3.

Continuaba errático. Estaba cometiendo más errores de los acostumbrados, no tenía unas grandiosas sensaciones con su derecha y su postura corporal era bastante negativa. Salvó el tercer juego que gozó de dureza para después disponer de bolas de quiebre para poder romper. No lo realizó en un game que superó los diez minutos. Norrie, no obstante, continuaba en lo más alto de su estado anímico y jugando muy bien desde el fondo, le sirvió para ponerse 3-2 en el cuarto set cuando el sol comenzaba a desaparecer del terreno de juego y aquello indicaba que poco a poco la bola ir pesando más.

El frío sobre la pista también era considerable y por momentos soplaba viento. Sufrió alguna que otra molestia física y con falta de chispa abrió la puerta para Cameron. Con 2-4, a la cuarta opción el tenista inglés volvió a romper. Su insistencia y el apoyo de su público fueron muy importantes. Pudo cambiar también el ritmo con dejadas y levantando una bola de break colocó la igualdad en un auténtico choque de Copa Davis.

El castellonense marchó a vestuarios acompañado de Sergi Bruguera para poder relajarse y acentuarse de las ideas para poder luchar por el quinto set. Parecía que aquellos minutos fuera del alboroto le vinieron bien sacando adelante su turno de servicio para después disponer de una bola de break. Cameron la salvó y el juego de Roberto se volvió a achicar.

El británico continuaba creyendo en sí mismo. No bajó su rendimiento y demostró estar preparado para este tipo de batallas tan duras. Obtuvo dos quiebres para ganar el partido a la primera bola que dispuso. Mañana a partir de las 14:00 horas, Feliciano López y Pablo Carreño intentarán lograr el segundo punto ante una pareja muy dura cómo la formada por Jamie Murray y Dominic Inglot.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados