Nadal también acribilla a Thiem

Javier Méndez desde la ciudad de Madrid

El número uno del mundo continúa varios pasos por delante de sus rivales en Montecarlo. Incluso si el jugador que se sitúa al otro lado de la red es uno de los llamados a tomar el relevo como dominador de la tierra batida. Ni siquiera Dominic Thiem logró limar la muralla de hormigón que blinda la confianza de Rafael Nadal, intratable sobre uno de sus territorios fetiche, donde ha levantado la corona de campeón en diez ocasiones. Y este viernes confirmó su candidatura a sumar uno más, después de castigar al austriaco con un 6-0, 6-2 en apenas 68 minutos.

La historia dictaba que el español debía ser cauteloso: Thiem conservaba el honor de ser el único capaz de tumbar a Nadal sobre polvo de ladrillo durante toda la pasada temporada (en cuartos de final de Roma). Pero el manacorense apenas tardó en apagar cualquier fantasma, para acabar domando a un rival que trató de sacudirse las cadenas en las que le fue enredando el balear hasta maniatarlo, como ya lo había hecho antes el curso anterior en las finales del Barcelona Open, el Mutua Madrid Open y las semifinales de Roland Garros. Pero nunca con tanta vehemencia.

El silencio del Monte-Carlo Country Club era el espejo de que lo que sucedía en la pista no entraba en los planes de nadie. El Nadal v Thiem se presentaba como uno de los clásicos sobre tierra batida de los últimos tiempos, pero la derecha del principal favorito dio portazo a cualquier disputa en la central Rainier III. Con ocho golpes ganadores y un 80% de éxito con su primer servicio fue construyendo un set que acabaría en blanco, después de tres breaks en 10 intentos.

El austriaco quedó minimizado por el vendaval que se levantaba al otro lado de la red, que nunca estuvo dispuesto a darle respiro. Ni un centímetro para tomar aire. Nadal ahogó a Thiem también en el segundo set, que fue perdiendo la brújula ya sometido a la superioridad del español. Tardó 51 minutos en estrenar su casillero con su primer juego (6-0, 3-1), pero ya era demasiado tarde. El español no concedió una sola opción de break en el partido para acabar firmando el segundo set por un cómodo 6-2. Nadal sigue siendo el rey en uno de sus territorios favoritos y, si nadie dicta lo contrario, vuela a toda velocidad hacia la undécima. Pero aún restan dos partidos. El próximo en semifinales ante Grigor Dimitrov.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados
cyber essays operation management assignment cheap essay review personal statement writing agency in washington dc best essay introduction