Nadal sigue intacto

Rafael Plaza desde la ciudad de Sevilla

Son 23 victorias consecutivas sobre cemento, una lustrosa concatenación de triunfos. Cuando Rafael Nadal acaba con Santiago Giraldo en la primera ronda del torneo de Pekín (6-2 y 6-4) y alza los brazos al cielo, ya ha dado el primer paso hacia el número uno del mundo. El español, que se enfrentó a una bola de rotura en el tercer juego de la segunda manga que le habría dejado con 1-3 en el marcador, vivió siempre sabiéndose dominador ante el 87 del mundo, un jugador al que ha tumbado seis veces, pero perdió el saque en dos ocasiones, cuando en su camino hacia el título en el Abierto de los Estados Unidos sólo lo cedió cuatro veces. Sin partidos desde que disputase en Madrid la eliminatoria por la permanencia en Copa Davis ante Ucrania, Nadal salió incólume en su retorno a la competición, con la granítica armadura de siempre preparada para el último esfuerzo que exige el tramo final del año.

Ante Giraldo, Nadal ajusta sus golpes para lo que viene. El colombiano dispara bombas con la derecha para inquietar al número dos del mundo, que responde valientemente con su revés paralelo, el tiro que desnuda su estado de confianza. Con el golpe a dos manos, Nadal encuentra una perfecta combinación de explosivos que detonar: profundidad, peso y dirección. Ante eso, Giraldo, que recibe un 6-0 entre el final del primer set y el comienzo del segundo, se queda mudo. El 87 mundial lo intenta. Pone sobre el cemento la garra y el ahínco. Así consigue romper dos veces el saque de Nadal, una de ellas cuando el balear saca por el partido, pero no es suficiente para inclinar la rodilla del mejor jugador de la temporada. El colombiano arroja facilidades (50% de primeros saques y 35% de puntos ganados con segundo servicio) que Nadal no desperdicia, rompiéndole cinco veces, una ventaja insalvable que le permite amarrar el partido, su victoria número 62 del año.

Nadal ya sabe que tiene a Kohlschreiber en el cercano horizonte que establece la segunda ronda, hombre que siempre le arrebató un parcial cuando cruzaron argumentos sobre pista rápida. Sabe que quedan tres victorias para recuperar el número uno del mundo, sin importar lo que haga Djokovic, radiante vencedor hoy en su estreno ante Rosol. Sabe que el viento corre a su favor, que si no es Pekín, será en Shanghái. Sabe, en definitiva, que hoy tomó temperatura para lo que le espera a partir de mañana. La antepenúltima galopada hacia el principal objetivo.

  • lola del castillo

    Nadal está flojito, para lo que se espera de él. Pero lo importante no es Pekin , sino la Copa de Maestros. Ahí es hacia donde deben ir sus esfuerzos, eso si , siempre sin arriegar su estado físico, que es lo principal, porque está cogido con alfileres.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados