займы онлайнкредит наличными

Nadal avista la décima en Barcelona

Javier Méndez desde la ciudad de Madrid

Implacable. Aunque sin tanta púrpura como en otras tardes, Rafa Nadal apeló al oficio y a la brega. A la paciencia. Punto a punto construyó un nuevo capítulo de una temporada para enmarcar. El español siguió sacando brillo a su raqueta en el Barcelona Open Banc Sabadell, donde buscará su décima corona, sólo una semana después de lograr la misma cifra de títulos en Montecarlo. El manacorense aseguró su quinta presencia en la lucha por los títulos en 2017, después de superar a Horacio Zeballos en semifinales por 6-3, 6-4 en una hora y 34 minutos. Sólo Thiem le separa de seguir haciendo historia en su tierra. La natal y la batida.

“En semanas así normalmente se impone el que tiene más capacidad de aceptar y de asumir la dificultad”, apuntó el No. 5 del mundo a los micrófonos de Teledeporte aún a pie de pista. Precisamente esa capacidad de adaptación a la adversidad ha sido una de sus señas de identidad a lo largo de su carrera. Y en Barcelona no es una excepción. “Hay que saber aceptar las cosas”, sentencia. Con viento, lluvia o frío, Nadal ha ido superando barreras (Dutra Silva, Kevin Anderson, Hyeon Chung y el propio Zeballos) hasta colarse en su décima final en la ciudad condal.

El argentino y las condiciones le exigieron un cambio de guion. Agarrarse a la pista para trabajar cada punto, aguantar hasta encontrar el momento preciso para asestar el golpe definitivo a cada set. No obstante, dos breaks (2/5) fueron decisivos para decantar la balanza de su lado. “Son partidos nada bonitos, con viento… Además él estaba sacando bien, me sacaba de lugar rápido y me costaba restar largo”, analizó el español. “Mi objetivo era neutralizar el punto y me costaba”.

Después de jugar el pasado domingo ante Albert Ramos la final en Montecarlo, este sábado al otro lado de la red volvió a verse cara a cara con otro zurdo. Como él. “Estamos acostumbrados a jugar contra zurdos. Tienes que cambiar un poco el patrón de juego, las bolas que jugarías al revés del rival hoy no se puede porque juegas contra la derecha, pero por lo demás ningún drama”.

En la última ronda le espera Dominic Thiem, que dejó fuera al No. 1 del mundo, en el primer turno de la jornada. “He visto un poco el partido. No ha sido una sorpresa. Era un partido abierto, que podían ganar los dos”, radiografió sobre su próximo rival frente al que domina el cara a cara 2-1. Nadal avista la décima en Barcelona, con permiso del austriaco.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados
buying research papers hiring a writer write my essay help writing a dissertation cheap fast papers