займы онлайнкредит наличными

Muguruza quiere más

Álvaro Rama desde la ciudad de Madrid

Toda una demostración de carácter en un escenario de primer nivel. Garbiñe Muguruza accedió a las semifinales del WTA Finals como si llevara toda la vida en ello. La caraqueña, en pleno debut, superó la fase de roud robin coronando el Grupo Blanco sin mayores rasguños en la piel, logrando un pleno de victorias y cediendo apenas un set antes de citarse este sábado (8.00am, Teledeporte) con Agnieszka Radwanska por un puesto en la final. Antes, para culminar su arrancada en Singapur ante Petra Kvitova (6-4 4-6 7-5 en dos horas y 37 minutos de intensa lucha), la hispanovenezolana volvió a subrayar su figura ante la élite mundial. Esta vez, y quedando ya como jugadora con más victorias (10) ante el top10 en 2015, domando un partido removido como pocos en el que aunó pegada con una mayúscula capacidad de sufrimiento.

Redoblando el peso de su debut hasta convertirse en la primera jugadora desde la temporada 2009 (Venus Williams, Serena Williams) que logra plantarse en semifinales de individual y dobles. Mérito aún mayor al considerar que seis años atrás no existía la fase de grupos en la especialidad por parejas.

Fue, en general, un encuentro donde Muguruza volvió a mostrar virtudes en desarrollo: con una convencida maniobra de subida a la red, sumando hasta 24 acercamientos ante Kvitova, todo un logró frente a una de las mujeres con impacto más duro del tenis femenino; y una agresividad medida, al pegar con mayor tino (32 ganadores) que error (28 no forzados) por tercer partido consecutivo, logrando dotar de seguridad a su tenis directo incluso ante las mejores.

Siguiendo el patrón de días previos, la concentración de entrada fue evidente en Muguruza, cuyo manejo de la devolución fue formidable. La presión al resto fue permanente desde el inicio, generando tres pelotas de rotura ya en el primer juego, todo un mensaje; teniendo opciones de quiebre en tres de los cinco games al saque de Petra y situaciones de ventaja en cuatro de ellos. Una disciplina imponente en uno de los partidos más duros imaginables para las restadoras, en una pista cubierta ante una de las sacadoras más potentes del mundo. La checa, que intentó apartarse la presión de Garbiñe lanzando sobre el cuerpo numerosos segundos servicios, se encontró con una rival rápida de reacción, con los reflejos cada vez más trabajados.

Para Muguruza, que vio el partido de cara cuando Kvitova entregó su saque con doble falta al abrir el segundo set (1-0), el parcial fue una prueba de resistencia. Tras observar cómo Petra reaccionaba (del 1-0 al 1-3), tras recuperar por dos veces una rotura de desventaja y tener a un punto la opción de sacar para ganar el partido (4-4 30-40) la caraqueña observó cómo dos errores en la cinta situaban el equilibrio en el partido. Ante una Petra que abrió la pista como nunca, tirando ángulos con una derecha variada y potente, ante una rival que encontró en su volea baja de revés un agujero que explotar en cada acercamiento, llegaron los momentos de mayor titubeo del partido.

Unos minutos de duda ante la élite pueden ser fatales, y Muguruza despertó con 0-2 en un tercer parcial virado de entrada. En un set marcado por un tenis de fuerza, de poder a poder entre dos de las jugadoras más contundentes del circuito femenino con la pelota en juego, Garbiñe se lanzó de frente contra lo que para muchas hubiera sido un tren en marcha. La hispanovenezolana levantó por dos veces una brecha (0-2 al 2-2; 2-4 al 4-4) y remó con una voluntad tremenda hasta cerrar el pulso en un juego agónico, el más largo del encuentro, estando en dos ocasiones a un punto del tiebreak decisivo -una de ellas con una dejada a sangre fría- para sellar la victoria con su cuarta pelota de partido. Todo un choque cara a cara en el primer capítulo de una rivalidad por florecer en el tenis femenino.

Ante Kvitova, la última debutante capaz de ganar el título, una Muguruza dispuesta a tomar el testigo. Con las semifinales ya entre manos y un respeto reforzado en el vestuario, cada vez más miradas sobre sus hombros en Singapur.

 

Kvitova, también a semifinales

Pese a caer derrotada ante Garbiñe Muguruza, la campeona de 2011 obtuvo el billete para las semifinales. En el partido que cerró el Grupo Blanco, y pese a estar eliminada de la competición, Lucie Safarova logró derrotar (6-4 6-3 en una hora y 27 minutos) a la alemana Angelique Kerber para entregar el pase a su compatriota. La zurda de Bremen, que apenas necesitaba un set para acceder a la siguiente fase, no pudo completar el objetivo.

 

Semifinales del WTA Finals 2015

[3]Maria Sharapova vs. [4]Petra Kvitova

[2]Garbiñe Muguruza vs. [5]Agnieszka Radwanska

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados
pay to do school assignment www.homework homework helpline best essay writing companies legit research paper writing services