займы онлайнкредит наличными

Muguruza cede ante Pliskova en un partido caótico

José Izquierdo desde la ciudad de Madrid

Garbiñe Muguruza no empezó con buen pie su andadura en Singapur y tras un partido de idas y venidas, acabo cediendo su encuentro ante Karolina Pliskova en la primera jornada del Grupo Blanc por 6-2, 6-7(4) y 7-5 en dos horas y 29 minutos. La checa debuta con victoria en el WTA Championships mientras que la número uno española, que sirvió hasta en dos ocasiones para ganar el partido en el tercer set, se enfrentará el próximo miércoles a la polaca Radwanska en un partido de urgencias, buscando seguir con opciones de acceder a semifinales.

La tremenda exhibición tenística dirimida entre dos guerreras -Radwanska y Kuznetsova- en el primer partido del Grupo Blanco había animado al público de Singapur justo antes del duelo entre Muguruza y Pliskova, dos perfiles tenísticamente más fríos: ambas pegadoras, con grandes servicios y con gusto por finalizar el intercambio en pocos tiros. A un lado, la española, con ganas de revertir una segunda parte de la temporada muy por debajo del nivel mostrado en Roland Garros, donde se hizo con su primer Grand Slam. Al otro, la checa, que inauguraba lugar el top-5 apenas unas semanas después de haber jugado en Nueva York su primera final en un major.

Muguruza quiso empezar mordiendo y tras anotarse en su cuenta el primer turno de servicio forzó el deuce en el saque de Pliskova, quizá el más poderoso del actual circuito WTA. Sin embargo, su descarado inicio pronto se evaporó. La centroeuropea empezó a restar bien, a presionar cada segundo servicio y pronto consiguió la primera ventaja, materializando el break y colocándose 2-1. A partir de ese momento, la checa brilló con su saque, poniendo dentro más del 80% de primeros tiros y cerrando la manga por un claro 6-2, cinco aces incluidos. En 34 minutos, Garbiñe había encajado dos roturas viendo expuesto en demasía su segundo saque.

La movilidad era la gran diferencia entre ambas contendientes. Pliskova se movía de manera más rápida y gracias a su revés cruzado desplazaba a una Muguruza que terminaba por cometer más errores de la cuenta. De esta manera rompió la checa en el primer juego del segundo parcial y tras salvar la primera bola de break en su servicio, colocó el 2-0 y abriendo brecha pronto como ya había hecho en la manga inicial. Sam Sumyk, el entrenador de la española, apareció en la pista en un descanso, con 3-2 en el marcador, para aconsejar a Garbiñe que debía alargar algo más los puntos. Pliskova no estaba sufriendo nada en pista.

Y el cambio de estrategia pareció funcionar. Muguruza puso alguna bola más alta que otra y la checa empezó a cometer errores. La española sumó cuatro juegos consecutivos y se colocó 5-3 arriba dispuesta a sacar para llevar el encuentro al definitivo tercer acto. Sin embargo, en el momento más importante del set, la española falló y Pliskova volvió a igualar el marcador rompiendo el servicio de Garbiñe y ganando su turno de saque para poner el 5-5. Ninguna de las dos tenistas bajó el nivel y el parcial acabó decidiéndose en el tie-break.

Pliskova comenzó fuerte, ganando al resto su primer punto y ofreciendo solidez en los dos siguientes intercambios para colocar el 3-0. Muguruza no se rindió, supo sufrir con su servicio y una gran derecha cerca de la red le otorgó el 3-3 y un posterior error de la checa la ventaja con 4-3 y dos servicios. Una serie de derechas cruzadas de la española acabaron con un certero passing de Pliskova que Garbiñe no pudo volear con garantías neutralizó la mínima ventaja (4-4). A partir de ahí, un error de la centroeuropea y dos buenos restos de la española le dieron a Mugurza el segundo set tras ganar 7-4 el tie-break.

El partido había cambiado y la pupila de Sam Sumyk empezó muy fuerte el tercer parcial, rompiendo el saque de Pliskova y poniendo rápidamente el 2-0 en el marcador. A continuación, la checa encajó otro break y Muguruza parecía lanzada a la victoria a base de garra, atinados tiros ganadores de derecha y una convicción que hacía tiempo que no veíamos en la campeona de Roland Garros. Sin embargo, un juego larguísimo en el que Muguruza tuvo bolas para el 5-1 y que acabó cediendo con su saque tras quince minutos, atrasó algo el final del encuentro. La española se recompuso rápidamente, jugó de manera magnífica al resto y rompió el blanco, colocándose con 5-2 y en disposición de ganar el partido.

Pliskova no se rindió y aprovechándose de una serie de errores de su rival, colocó el 3-5 ante la decepción de Muguruza tras estrellar un revés cruzado en la red con pelota de break en contra. La checa afinó su servicio y le pasó la presión a la española, que serviría para el partido por segunda ocasión consecutiva. Pliskova salió a morder, buscando el 5-5 y lo encontró, tras dos grandes intercambios, una doble falta de Garbiñe y un error posterior de la española, que veía como su gran ventaja se esfumaba entre tanto desatino. La centroeuropea colocó el 6-5 combinando buenos servicios con golpes ofensivos y certeros y tras sumar un parcial de 4-0 estaba en esta ocasión en disposición de restar para llevarse el duelo.

Un error de revés paralelo de Muguruza, que ni tocó el pasillo de dobles, revelaba la ansiedad de la española, que perdió su saque en blanco y por consiguiente el partido. Garbiñe estuvo a punto de ganar un encuentro que parecía merecer perder tras lo visto en los dos primeros parciales. Finalmente, los fantasmas que le han venido acompañando desde que consiguió en París el gran éxito de su carrera le han hecho tropezar ante una Pliskova que entre el caos encontró una fórmula ganadora. El miércoles, ante Radwanska, tendremos que ver a la mejor Muguruza si quiere tener opciones de estar en semifinales.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados
academic term papers buy school papers jewish american discrimination essay paper online essay help chat essay you can buy