Miami confirma a Konta

Redacción desde la ciudad de Madrid

Ya no es una sorpresa. Johanna Konta se ha desprendido de cualquier etiqueta que la catalogue como tapada o jugadora revelación. La británica asumió sus galones en esta edición de Miami para conquistar el título más importante que ha viajado a su vitrina, después de superar a Caroline Wozniacki en la final del segundo Premier Mandatory de la temporada (6-4, 6-3). En una hora y 35 minutos, fagocitó a la danesa para sumar el segundo trofeo de este curso (junto a Sídney) y ya es la tercera raqueta que repite título en 2017, además de Karolina Pliskova y Elina Svitolina.

La reacción fue sintomática. En apenas tres juegos, Piotr Wozniacki ya había bajado a la pista para dar instrucciones a su pupila. Quería evitar a toda costa que el break inicial pasara factura a Caroline, que ya había dejado escapar dos finales (Dubái y Doha) sin premio durante esta temporada. Que no ocurriese lo mismo en la tercera pasaba por cortar la sangría desde el primer minuto. A pesar de los intentos de la danesa por contener los ataques de la británica, que terminó el primer set con 18 winners, el intercambio de golpes acabó tumbando a la ex número uno del mundo. Konta convirtió las tres oportunidades de break que dispuso para contrarrestar el 2/7 de su rival en esta misma faceta del juego.

Si algo ha distinguido a Wozniacki durante su carrera es su capacidad de lucha. Jamás da una bola por partida. Ese fue el primer mandamiento que entre 2010 y 2012 la impulsó a lo más alto del ranking. Aún quedan vestigios de aquella raqueta incansable que hoy pretende agarrarse a la élite. Pero esta vez el destino volvió a negarle el título. Por tercera vez este año. La británica de origen australiano, que regresará este lunes al Top 10, se mantuvo agresiva al resto durante todo el set (3/10 en la segunda manga) y en el momento en el que encontró estabilidad en su servicio aceleró hacia la victoria.

Cayo Vizcaíno se encontró con la mejor versión de la jugadora nacida en Sídney. ¿Los motivos? “Creo que probablemente es una combinación de todo, pero también una cuestión de madurez. Necesitaba vivir ciertas experiencias en la vida, no sólo en la pista, fuera también. Creo que me han hecho la competidora que soy, y también la persona que soy fuera de la pista”. Miami confirmó a Konta.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados