Ferrer solventa el estreno con dificultad

Ander Millan desde la ciudad de Donostia

Estreno del 2018 y qué mejor que hacerlo en el torneo donde ha sido tetracampeón. David Ferrer solventó su primer partido en Auckland venciendo a Yibing Wu por 7-6(7), 6-4 en dos horas exactas. No fue nada sencillo el encuentro ante el actual campeón del US Open Junior y No.1 de esa misma categoría. El tenista chino, entrenado por Ramón García en Madrid, demostró sus enormes cualidades. Domina todos los golpes y algo que destaca es su aceleración. Sin embargo, también cometió enésimos errores no forzados que pueden entenderse por su precocidad en estos torneos con la élite mundial del tenis.

Comenzó muy nervioso y Ferrer arrancó llevándose en blanco el primer turno al resto. Sin mucho brillo, en muy pocos momentos, era el de Jávea quién se imponía desde el fondo de pista. No estaba mostrando esa solidez que le caracteriza y además hizo muchos errores no forzados. En el sexto juego, llegó la igualdad con el tenista de 18 años alzando el puño. Acto seguido, ambos mantuvieron sus respectivos servicios aunque el No.38 del mundo, tuvo oportunidades de quebrar durante dos juegos que tuvieron una media de siete minutos de duración.

El partido gozaba de emoción pero ambos se daban facilidades mutuas. Alcanzaron el Tie-Break y parecía que David podía respirar obteniendo dos mini-breaks con 4-1. La situación no fue tan brillante ya que con algún error y tiros ganadores del chino, Yibing se marchó al 4-6 disponiendo de bolas de set. Dos reveses que se marcharon, ayudaron al español a continuar vivo en la manga. Después, tuvo su primera bola de set pero Wu consiguió un winner para situar el 7-7. Segundos más tarde, llegó la segunda opción y Wu con una doble falta, regaló el set donde cometió una cantidad de 30 errores no forzados.

Con el primer parcial en el bolsillo, parecía que el camino podría ser más ameno, pero no fue así. La irregularidad de los dos jugadores continuaba en escena pero los servicios fueron respetados. La impulsividad de Yibing continuaba asombrando a los espectadores que reaccionaban con sonoros aplausos. Ferrer tuvo su opción para quebrar y le sirvió para marcharse al 2-5. El chino, por su parte, sin nada que perder sacó adelante su turno y después quiso ser agresivo. Al español, le tembló el brazo y no pudo cerrar el partido con su primer golpe. Aun así, tras pasar por la silla, los pensamientos volvieron a reconstruirse y no quiso que el encuentro se alargara más. Dispuso de un 30-40, aprovechando la primera opción que tuvo para alcanzar segunda ronda. Con la intención de salir con mejores sensaciones, se medirá con el actual finalista, Joao Sousa buscando un pase a los cuartos de final.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados