займы онлайнкредит наличными

El Ágora del Coronel

Redacción desde la ciudad de Valencia

Todo superhéroe tiene su kriptonita. Y la de David Ferrer tiene nombre y apellidos, Mikhail Youzhny. Sobre todo cuando la pista dura es el escenario elegido para la cita. El de Jávea no tumbaba al Coronel en cemento desde la edición del Madrid Open de 2003 (1-4). Y en el Valencia Open no hubo excepción. El ruso, a base de cañonazos, desmontó al primer favorito y defensor del título para hacerse con su segundo trofeo de la temporada, 6-3 y 7-5. El Ágora estrena guardián.

Armadas todas sus filas. Sin fisuras ni regalos. El ruso saltó a la pista con la lección aprendida. En 2009 había entregado el título ante Andy Murray sin apenas ofrecer resistencia. Cuatro años más tarde, no estaba dispuesto a repetir la historia. El primer juego sólo fue una declaración de intenciones. Sin apenas tiempo para entrar en el partido, Ferrer se encontró con un marcador de 1-5. Youzhny había roto su servicio en dos ocasiones. Mandaba con su revés. Cruzado y paralelo. Cortado, plano y liftado. Lo dominaba en todas sus versiones.

Mientras tanto el alicantino remaba para recuperar el territorio perdido. Cuando el moscovita sacaba para cerrar el primer parcial, forzó cuatro bolas de break para devolver una de las roturas a su rival. El alicantino no falló con su servicio y dejó el marcador en 3-5. Lejos de sentir la presión de Ferrer, el ruso cerró la manga inicial, gracias a un 75% de puntos ganados con su primer servicio y un juego inmaculado desde el fondo con su revés.

En el segundo set el decorado no cambió. Y eso que el alicantino hizo lo imposible para dar color a una tarde gris. Un grito rompió el silencio. “¡Vamos!”. El alarido retumba en la central del Valencia Open. Era una bocanada de aire, cuando sentía las manos del ruso ahogando su cuello. David Ferrer se agarraba a la vida en su territorio sagrado. Nadie como él conoce todos los caminos, atajos y laberintos del Ágora. Por algo su acreditación lleva grabada la inscripción de Guardián. Mientras el Coronel fusilaba a base de cañonazos, el de Jávea resistía. Se negaba a ceder su cetro. Aquel alarido al cielo, cuando apenas quedaba aliento (3-6 y 30-40) hacía soñar al alicantino con la respuesta.

Sonaban trompetas de remontada. David Ferrer mandaba 4-1 en la segunda manga, pero Youzhny recuperó el guión y el orden. Con la cara b de su raqueta volvió a dibujar trazos imposibles. Taladró el revés del español y consiguió difuminar a su rival. Devolvió la rotura de servicio y no falló con su saque. Empate a cuatro juegos. Cuando se aproximaba la hora del tie-break, el moscovita volvió a romper al español (5-6). Mientras los errores pasaban factura a Ferrer, Youzhny cerró el partido en una hora y 23 minutos. Un revés paralelo, de imposible devolución le dio el título. Brazos al cielo. El Coronel, mano a la sien y raqueta en la cabeza, saluda al público. Es el nuevo Guardián del Ágora.

David Ferrer: “Hay que saber perder”

Elegante en la victoria y en la derrota. Así es David Ferrer. “Quiero dar la enhorabuena a Mikhail por su gran partido y torneo. Lo ha merecido y lo ha buscado más. Hay que saber perder”. Eran las primeras palabras del alicantino, nada más ceder en la final del Valencia Open. “Cuando se pierde una final, no gusta, y menos en casa. Gracias al público, que me habéis arropado desde el primer día. He intentado darlo todo e intentado ganar. De verdad, es un momento triste pero he disfrutado mucho esta semana. He experimentado emociones que no vivía desde hace tiempo y en gran parte es gracias a vosotros”. El de Jávea se marcha rumbo a París con una promesa a su público: “El año que viene volveré. No sé si podré hacer final o ganar, pero intentaré darlo todo”.

LOS GUARDIANES DE VALENCIA

2013. Mikhail Youzhny

2012. David Ferrer

2011. Marcel Granollers

2010. David Ferrer

2009. Andy Murray

  • Elisabeth Donkers

    J’aime ces paroles de David!!! très logique cette façon de réflechir

    Elegante en la victoria y en la derrota. Así es David Ferrer. “Quiero dar la enhorabuena a Mikhail por su gran partido y torneo. Lo ha merecido y lo ha buscado más. Hay que saber perder”. Eran las primeras palabras del alicantino, nada más ceder en la final del Valencia Open. “Cuando se pierde una final, no gusta, y menos en casa. Gracias al público, que me habéis arropado desde el primer día. He intentado darlo todo e intentado ganar. De verdad, es un momento triste pero he disfrutado mucho esta semana. He experimentado emociones que no vivía desde hace tiempo y en gran parte es gracias a vosotros”. El de Jávea se marcha rumbo a París con una promesa a su público: “El año que viene volveré. No sé si podré hacer final o ganar, pero intentaré darlo todo”.

  • lola del castillo

    Ferrer no está bien. No se si es algo superable , dada su edad. Ya está en tiempo de descuento, y cualquier bajón puede ser el definitivo

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados
buy research paper urgently college homework services help with assignments australia assignment online how to help your child with homework