займы онлайнкредит наличными

Eclipse en Hamburgo

Antonio Arenas desde la ciudad de Madrid

“¡Sí!”. Es el enérgico y festivo grito de David Ferrer tras 55 minutos de batalla. El español acaba de frenar en Hamburgo a Alexander Zverev, la joven promesa de 17 años y cuatro meses que ha deslumbrado al circuito en la última semana. Desde que Marin Cilic lo hiciera en 2006, ningún jugador de esa edad había alcanzado la penúltima ronda de un evento ATP.

Ferrer se enfrentaba a su sexta semifinal de la temporada, pero también a la versión más temible de un niño con vocación de gigante. Procedente de la fase previa, Zverev había abierto el cuadro final con victoria sobre Robin Haase rompiendo el récord de precocidad que ostentaba Grigor Dimitrov en un torneo ATP Open 500. Ataviado con camiseta de rayas verticales y cinta verde en el pelo, el germano fue capaz de avanzar rondas doblegando a un jugador ubicado entre los mejores del planeta (Mikhail Youzhny), a uno de los hombres más en forma de la temporada sobre tierra batida (Santiago Giraldo) y a un compatriota que empezó derrotándole 6-0 en el primer set (Tobias Kamke). Esas cuatro victorias concatenadas harán que esta jovencísima promesa se eleve desde el 665 del ránking ATP hasta ubicarse en los doscientos primeros puestos del escalafón mundial.

El amago de insurrección en el primer juego del partido fue aplacado de manera convincente por el número 7 del mundo. David Ferrer empezó dominando el partido con su servicio y Zverev entregó el suyo con una doble falta muy sintomática que dejaba entrever por qué derroteros iba a desarrollarse el partido.

El pírrico porcentaje de puntos cosechados con su primer servicio (30%), un único winner y un montante de 14 errores no forzados definieron el primer set de un jugador alemán incapaz de hacer frente a la eficacia del español. 6-0 en 27 minutos. Poco más que añadir.

Zverev tardó 36 minutos en mover su marcador, motivo más que suficiente para envalentonar al público congregado en la pista central. Nadie olvidaba que Zverev fue capaz de ganar en cuartos de final a Kamke tras haber sucumbido en la primera manga con un resultado igual de contundente. Lo que no sabía Hamburgo es que ese sería el único juego que iba a cosechar el adolescente en todo el partido.

Y es que Ferrer, dispuesto a frenar posibles revueltas, empezó a volar hacia su segunda final de la temporada a costa de la impotencia de su adversario. Zverev, 15 años menor que su oponente, asiste impasible al juego huracanado del español y arroja la raqueta sobre la arcilla de Hamburgo hasta en dos ocasiones. El nerviosismo, la presión y las miradas del planeta tenis han sido demasiado para un chaval al que hoy le tembló el pulso cada vez que quiso ejecutar un winner con su drive. Su presencia en Alemania ha supuesto un soplo de aire fresco para el tenis mundial y su nombre ya ha de ser ubicado en el mismo tablón en el que han inscrito sus autógrafos Kyrgios, Coric o Kokkinakis.

Superado el escollo de hoy, David Ferrer buscará convertirse mañana en el noveno español en poner la pica en Hamburgo. Para ello tendrá que medirse al mejor argentino del año, Leonardo Mayer, vencedor del duelo en la otra semifinal ante Philipp Kohlschreiber (7-5 y 6-4).

  • lola del castillo

    Ferrer está en el último tramo de su carrera, esn ormal que su rendimiento baje, pero no tanto como para perder frente a Zverev.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados
help with my homework write a critical essay buy term paper online buy a business plan already written for pet write my essay students