займы онлайнкредит наличными

Carreño exige a Nadal

Javier Méndez desde la ciudad de Madrid

Los inicios nunca fueron fáciles. Es una de las enseñanzas de la sabiduría popular y en Doha no parece una excepción. Lo han comprobado prácticamente todos los cabezas de serie, incluido Rafa Nadal. Mientras otros favoritos como Feliciano López o David Ferrer debieron despedirse en la ronda inaugural, el manacorense se aferró a un partido en el que Pablo Carreño amenazó, por momentos dominó, y exigió la remontada en su estreno (6-7, 6-3, 6-1), tras dos horas de partido.

Dentro de la pista, intentando pegar de izquierda a derecha. De lado a lado. El número cinco del mundo hizo una declaración de intenciones desde el punto inicial, presentando sobre el tapete morado un amplio abanico de recursos. Un error no forzado de Carreño con la derecha, un revés paralelo ganador a la línea que voló a 138 km/h, un remate en la red para finalizar un punto que preparó a golpe de derecha y un saque sin respuesta le permitieron firmar el primer juego en blanco. Inspirado, los seis primeros puntos del encuentro cayeron del mismo lado, del muro de Manacor.

Hasta que el asturiano despertó para evitar que Nadal encontrase una tempranera bola de break, cuando mandaba 0-30. El discípulo de Samuel López tardó en desperezarse hasta entrar en el partido, pero lo hizo a tiempo para aguantar, primero, y plantarle cara a su rival, más tarde, sobre todo cuando era el encargado de poner la pelota en juego con su servicio (ganó el 75% de los puntos con su primer saque). Así, el guión del encuentro se mantuvo intacto durante la primera manga. Nadie cedía con el servicio, mientras que la agresividad de Nadal en el resto no encontraba premio en forma de opciones de break.

El desempate sería el juez encargado de dar veredicto a un set, donde Carreño se convirtió en un lobo disfrazado de cordero. Cuando parecía que los galones del campeón de 14 Grand Slams se impondrían  y los nervios daban paso a la experiencia, con un revés que se marchó a la línea, el de Gijón afinó la cara b de su raqueta para dar un recital desde esta zona de la pista. Precisamente el mismo golpe que había concedido la primera ventaja a Nadal (0-2) en el desempate le permitió despegarse a base de winners hasta el (6-2). Aunque el balear apeló a su manual de estilo para obligar a su rival a jugar siempre una bola más, a la cuarta oportunidad Carreño acabó cerrando el puño y el set con una derecha ganadora a media pista.

Nadal siguió mordiendo aunque sin llegar a desgarrar. En el inicio del segundo parcial, a la misma velocidad que encadenó las dos primeras opciones de break del encuentro, las vio escapar, gracias a una solvencia exquisita de Carreño con su servicio. Pero aquel camino, tarde o temprano, depararía el destino perseguido. Era cuestión de tiempo. Paciente e insistente hasta encontrar premio, el manacorense selló el primer quiebre en blanco para escaparse en el marcador (3-1). Un 80% de puntos ganados con su servicio se encargó del resto hasta que su solidez desde el fondo y los errores del asturiano acabaron por entregarle el segundo parcial (6-3).

Con una versión cada vez más cercana a la de los primeros puntos del partido, la misma que ofreció en el último trimestre de la pasada campaña y prolongó en Abu Dhabi hace tan sólo unos días, aceleró en la tercera manga. Asfixiando a su rival, arrinconándole en un callejón donde no encontraba salidas para escapar de su repertorio de golpes profundos que le empujaban a salir de su zona de confort. Y, lo más importante, mordiendo en cada oportunidad para hacer sangre. En el cuerpo a cuerpo, Nadal volvió a sacar ventaja tras un triple break, vía directa hacia la victoria (6-1). En la pista central de Doha se midieron el hoy y el mañana del tenis nacional, demostrando que Nadal sigue siendo el presente, pero Carreño aún tiene un gran futuro.

Ferrer, Ramos y Feli, caen

La de Pablo Carreño fue la cuarta baja de La Armada en Doha. Si bien Daniel Muñoz De La Nava daba la gran campanada de la jornada inaugural ante Feliciano López, quinto cabeza de serie, este martes ha sido David Ferrer la víctima de la sorpresa del día a manos de Illya Marchenko. El alicantino, que partía en Doha como cuarto favorito y defensor de la corona, cedió ante el número 94 del mundo, tras una batalla que se prolongó durante dos horas y 17 minutos (6-7, 6-3, 6-2). Hasta nueve dobles faltas castigaron al español que, además, cedió cuatro breaks ante el ucraniano.

Tampoco tuvo suerte Albert Ramos que, después de dos horas y 45 minutos, vio escapar la victoria frente a Paul-Henri Mathieu en el tie-break de la tercera manga por 9-7. Por su parte, Pablo Andújar sí que resolvió con éxito su puesta en escena sobre la pista dura catarí ante Paolo Lorenzi por 6-4, 0-6, 6-4.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados
best 10 custom writing websites customer reviews on custom writtings servie do my homework website electrical engineering assignment help north american writers doctoral paper writing assistance