Carla y Garbiñe toman Bulgaria

Álvaro Rama desde la ciudad de Madrid

Carla Suárez y Garbiñe Muguruza clasificaron a las semifinales del Torneo de Campeonas de Sofía, lideraron sus respectivos grupos y enviaron un mensaje a la segunda línea del tenis femenino. Dos tenistas cuyas temporadas fueron estiradas más allá del centenar de encuentros, pues tocando su cénit individual unieron fuerzas en el circuito de dobles alcanzaron estatus maestro, mantienen el hambre hasta el último evento. Canaria (7-6 6-1 a Tsvetana Pironkova) y caraqueña (6-3 7-5 a Cornet) cerraron el round robin con una inyección de moral, haciendo posible una final española y subrayando un valor competitivo: colocar corazón donde pueda faltar cuerpo.

“¡Por los pelos!”, no hubo mejor resumen en menos texto. Carla Suárez, la número 1 del tenis español, respiró oprimida entre pasillos estrechos. Con la necesidad de ganar en dos mangas, una premisa que forzaba la atención de una jugadora con tendencia al arranque lento. Compitiendo ante una búlgara en Sofía, haciendo de la pista una pequeña mazmorra. Ante una jugadora ya eliminada, con libertad para cerrar la temporada soltando la mano. Para Suárez, una prueba del control de elementos. Porque el partido colocó trampas como cepos esparcidos entre la arboleda. Pironkova, una tenista que escapa al patrón dominante de juego recto, representaba una oposición nada lineal en un encuentro que requería de aguas tranquilas. Capaz de jugar a dos ritmos, porque combina un revés plano con una derecha tendente al cortado, pronto introdujo el partido en una suerte de ida y vuelta.

El encuentro dio bandazos como el destino de Suárez, que terminó liderando un grupo tras haber estado en dos ocasiones a un punto de abandonar el torneo. Esto fue lo que ocurrió. En las faldas del encuentro, cuando el ímpetu riñe a la razón, Tsvetana asestó el primer golpe (1-3) para plantear un dilema en la canaria: pánico o autocontrol. En un partido tenso, dada la necesidad de vencer sin arañazos, las desventajas eran heridas de gravedad, veneno para corazones inquietos. Capaz de voltear la situación hilando cuatro juegos (5-3), la española vivió los momentos más tensos del partido. Primero, mientras servía para cerrar el primer acto, vio cómo el primer impacto se le deshacía entre las manos. Después, sacando para forzar la muerte súbita, se encontró cara a cara con el abismo. En dos ocasiones llegó a encarar punto de set, de eliminación a efectos prácticos, y en una de ellas llegó a colocar la pelota donde la pista se tiñe de blanco. Fue el momento de inflexión del partido, la chispa de convicción para Suárez y la anestesia en Pironkova, capaz de sumar dos puntos en el tiebreak y apenas un juego en el segundo acto. El desahogo para la canaria, que mirará a la veterana Flavia Pennetta buscando el último partido.

Misión más tranquila completó Muguruza, con el panorama despejado tras ganar a Makarova y Pennetta antes de volcarse sobre Cornet. Ante la francesa, una de esas rivales que obligan a masticar varias veces los puntos, un ejercicio de intención en la caraqueña, una artista del juego recto. Era un partido con objetivo intermedio, porque remar hasta cerrar un parcial era suficiente para superar el grupo. Pero Muguruza, que ambiciona el top-20 en una temporada que apuntaba a mera reinserción, parece no atender a medias tintas ni tareas de vuelo corto. Tras sellar el primer acto (6-3) rompiendo cualquier bola mansa a puro palo, destrozó el segundo saque de Cornet ganándole el 80% de los puntos, demostró por qué emplea Sofía como medida de prueba ante el vestuario. Con la clasificación sellada y dos victorias top-15 como alimento, una invitación al sosiego, remó hasta levantar una manga que oscureció por momentos, ganando seis de los últimos siete juegos (del 1-4 al 7-5) para subrayar su condición de única mujer imbatida en el torneo. Mirando de reojo un puesto entre las 20 primeras, tras secar a la 11, la 15 y la 20 en un puñado de tiempo y citarse con la alemana Petkovic, ex número 9, por un puesto en la final del torneo.

En Sofía, el torneo que cierra la temporada femenina, un escenario abierto: Carla y Garbiñe, la cima del tenis español, siguen avanzando metros.

Semifinales del Torneo de Campeonas de Sofía (horario español)

Carla Suárez vs Flavia Pennetta (15.50h)

Garbine Muguruza vs Andrea Petkovic (no antes de las 18.00h)

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados