Raquetas a medida

Xavi Segura desde la ciudad de Barcelona

Después de un duro año de tenis, cargado de partidos, horas de entrenamientos y viajes, durante el mes de noviembre los jugadores acostumbran a hacer un pequeño break en su actividad diaria y aprovechan para tomar unos días de vacaciones. A partir de diciembre empieza la preparación para la mayoría de los profesionales. Durante este mes deben coger la forma física para poder afrontar la temporada con garantías. La mayoría opta por quedarse en nuestro país aunque algunos prefieren hacerla en países más cálidos donde el frío no les afecte tanto durante la preparación. También es una época de pruebas con el material. Muchos tenistas prueban estos días diferentes opciones para poder rentabilizar más su juego.

Esta temporada algunos jugadores van a competir con materiales distintos al año pasado. Como ejemplo, Carla Suárez. La canaria sigue fiel a su patrocinador (Wilson), pero para este 2015 ha hecho unas pequeñas variaciones en su raqueta. Carla jugará con la Wilson Pro Staff 97. La pupila de Xavi Budó tiene como objetivo mejorar el ránking en el que concluyó la temporada pasada (top-17) y para ello sabe que tiene que estar a la altura de las mejores del mundo. Esta nueva raqueta le proporcionará más potencia en sus golpes de fondo y una ayuda extra en el servicio.

También ha cambiado Rafael Nadal. El mallorquín, fiel a su marca (Babolat), se atreve con las tecnologías del futuro y apuesta por la Babolat Aeropro Drive Play. La empresa francesa quiere compartir las estadísticas de sus jugadores con el resto de jugadores del mundo. Una iniciativa original, divertida y sin duda muy interesante de cara al futuro.

Pero no todos los cambios son únicamente de raqueta. También los jugadores cambian el cordaje. Este es el caso de David Ferrer y Marcel Granollers. Ambos jugadores han estado jugando los últimos años con un cordaje monofilamento. Para esta temporada, los dos han apostado por un hibrido compuesto por Luxilon Original 130 en las verticales y Luxilon Alu Power 125 en las horizontales. Con este cambio ganarán profundidad en el golpeo y más potencia en los golpes forzados.

Para la mayoría de encordadores que trabajamos durante todo el año para jugadores, diciembre es un mes de mucho trabajo. Tenemos que preparar las raquetas. Normalmente los jugadores empiezan el año con un paquete de seis u ocho y durante el año pueden utilizar entre 12 y 60 raquetas, que hay que personalizar para cada jugador. Esto significa prepararla al gusto del jugador. Los fabricantes tienen moldes de raquetas y las reproducen en serie. Pero cada jugador pide una serie de especificaciones (peso, balance e inercia) y nosotros las preparamos tal y como ellos las quieren.

Si nos trasladamos a otros sectores, como podría ser el motociclismo, daríamos por hecho que la moto de Marc Márquez no es la misma que venden en los concesionarios, aunque visiblemente sea igual. Con el tenis ocurre lo mismo. Los tenistas juegan con raquetas que todos podemos tener, pero ellos utilizan unos parámetros diferentes a las que se venden en las tiendas. Esa diferencia es producto de la personalización. Es algo que está al alcance de cualquier jugador, tanto profesional como aficionado y realmente es algo con lo que se puede sacar más rentabilidad a una misma raqueta.

Espero que todo ese esfuerzo se transforme en buenos resultados para todos ellos. ¡Mucha suerte!

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados