Por Emilio Sánchez Vicario | El pasado enero preparé un gráfico para mi Instituto Internacional de Coaches (ICI por sus siglas en inglés) comparando el tenis americano con el tenis español. En los pasados veinte años España ha sido el país líder en este deporte, no sólo en lo que respecta al número de jugadores en el top 100, sino también respecto al número de jóvenes promesas en aras de alcanzar la cima.

Mientras preparaba el informe me di cuenta de que alguna cosa estaba cambiando. Me encontraba en San Francisco compartiendo mis ideas con un grupo de entrenadores, quienes se mostraron bastante escépticos con mis explicaciones. El tema de mi presentación era el mismo que el de este artículo.

Seis meses más tarde mi teoría empezó a sustentarse con números reales, y por esta razón me gustaría compartir con ustedes las siguientes gráficas. A la izquierda encontrarán las fases del ranking ATP, mientras que en la parte superior a los jugadores agregados por grupos de edades. Datos a destacar:

* Estados Unidos cuenta con 9 jugadores de gran talento con edades entre los 17 y los 22 años, con rankings entre los 70 y el 300; España ninguno.

* Estados Unidos tienen 9 jugadores entre los 23 y los 25 años en el top 300; España solo tiene 5.

* Estados Unidos cuenta con 36 jugadores en el top 500, el mismo número que España (36).

* Estados Unidos tiene 10 jugadores entre los 26 y los 29 años en el top 300; España sólo tiene 5.

* En una categoría España vence a los Estados Unidos: cuenta con 13 jugadores de más de treinta años en el top 300, a diferencia de Estados Unidos con sólo tiene 2.

Estos hechos nos llevan a la siguiente conclusión: mientras que España en la actualidad todavía lidera los rankings del tenis pero con jugadores en la franja alta de edad, en unos tres o cuatro años o incluso menos los Estados Unidos la superará en todas las categorías y alcanzará el top mundial, después de veinte años.

La tendencia de los últimos diez años muestra que los jugadores con talento llegan a la cima del top 100 entre los 22 y los 23 años, y alcanzan su máximo nivel entre los 27 y los 28. La generación actual de jugadores americanos es tan potente que con sus rivalidades, referentes y motivación podrían romper todas las tendencias y situarse en la cima en uno o dos años. Fritz, que ya es número 70 del mundo, lidera el grupo. Donaldson, Tiefoe, Opelka y Rubin le siguen de cerca. La mayoría de estos jugadores provienen de la USTA. Sin embargo, también encontramos una gran generación de jugadores de tenis universitario como McDonald. El futuro es prometedor para el tenis americano. ¿Podrá este grupo emular los años de Agassi, Sampras, Chang o Courier? Tendremos la respuesta pronto. Para mi, esta es la mejor generación de los últimos diez años.

Por el otro lado, España tendrá que trabajar duro con las pocas opciones con las que cuenta con los jugadores entre los 22 y los 24 años; en el caso de los jugadores junior, debería haber una gran evolución. Hemos empezado a colocar a tres jugadores en el top 500; ¿continuarán la herencia de nuestros grandes? Nos hallamos ante un gran reto.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados
buy good essays homework help with science college essays for sale that cant be traced write comparison essay assignment writing help uk