¿Conseguirá Serena completar el Grand Slam?

David Menayo
No. Está claro que la gran favorita para ganar el US Open es Serena Williams. Cuando la estadounidense está centrada 100% en el tenis es habitual que demuestre por qué es número uno indiscutible de este deporte. Pero precisamente ese será el factor que la lleve a hincar la rodilla en el momento menos adecuado para ella. Nueva York, su casa, delante de su gente, demasiadas alteraciones alrededor del torneo que pueden hacerla distraerse lo suficiente como para salir de Flushing Meadows por la puerta de atrás. En el circuito un mínimo error se paga. Atentos a María Sharapova, Petra Kvitova, Caroline Wozniacki, Victoria Azarenka, Ana Ivanovic, Agnieszka Radwanska o Garbiñe Muguruza, que una vez que ha tocado nuevamente el suelo será más peligrosa que nunca. Mal me temo -o no- que el Grand Slam completo de la ‘todopoderosa’ Serena tendrá que esperar. 
Javier De Diego
Sí. Es tan grande la empresa que afronta Serena Williams en este US Open, que incluso para ella, hoy por hoy sin duda la número uno, será muy complicado el triunfo, quizás el más complicado de los seis que ya ha alcanzado en la Gran Manzana. Consultar el histórico de resultados de la norteamericana abruma. Cantidad y calidad. Colección de récords como corresponde a una jugadora que está ya, por derecho propio, en el podio de las más grandes junto a Steffi Graff a la que puede igualar en un par de semanas en número de Majors. Y es que el título que se juega en Nueva York no sólo supone que casi 30 años después una jugadora pueda completar el Grand Slam natural, sino que con ese hipotético séptimo US Open, la pequeña de las Williams alcanzaría el récord de 22 títulos grandes que ostenta Graf. El camino de Serena incluye rivales de cuidado. Desde Sloane Stephens pasando por Bencic, que ya le ganó hace unos días en las semis de Toronto, o la siempre competitiva Sharapova en semis. La campeona de las últimas tres ediciones del último Grand Slam del año tiene la eternidad a 7 partidos. Tan cerca y a la vez tan lejos de entrar en la exclusiva lista de jugadoras que completaron el Grand Slam en el mismo año. Calidad y categoría le sobran, sólo depende de su capacidad de sufrimiento y del aguante físico que a sus casi 34 años es un hándicap a tener en cuenta. Pero si hay que apostar por alguien, por todo lo que representa más allá de su calidad tenística, yo voy con Serena.
Javier Méndez
Sí. El viento sopla a favor de Serena Williams para hacer historia 27 años más tarde. Desde entonces (Steffi Graf, 1988), ninguna raqueta había disfrutado de la oportunidad de poder completar el Grand Slam en una misma temporada hasta este curso. La estadounidense dispone de todos los ingredientes necesarios para decantarse por ella como futura campeona del US Open: la motivación de completar el Grand Slam en 2015, igualar a Graf con 22 majors, defiende el título por cuarta vez consecutiva, juega en casa ante su público, es la número uno… y sólo dos derrotas figuran en su casillero esta campaña en 50 partidos. Mientras tanto ella prefiere desprenderse de todos los elogios y pronósticos que la colocan como máxima candidata. Ya siguió esta filosofía en Wimbledon y le funcionó para lograr los cuatro grandes consecutivos -no en un mismo año- en lo que se bautizó como Serena Slam. Las próximas dos semanas la menor de las Williams no juega por un título cualquiera,  esta vez la eternidad le espera a la vuelta de la esquina.
Pedro Gutiérrez
Sí. Serena lo logrará. Es difícil pronosticar a las leyendas por esa capacidad de llegar siempre más allá. Aún con ese riesgo, creo que lo hará. ¿Por qué? Bien, más allá de que ha ganado este mismo torneo seis veces (incluidas las tres últimas ediciones), de que es la número uno del mundo (sin discusión desde principios de 2013) y de que ha conquistado el precedente torneo de Cincinnati, lo hará por una razón fundamental: en los momentos más importantes de su carrera Serena Williams ha brillado con luz especial. A mayor presión, mejor Serena. Es una secuencia que se repite constantemente. Lo refleja a la perfección su actuación en los Juegos Olímpicos de 2012, cita que afirmó llevar años esperando y en la que la presión por superar la historia podría recordarnos a la que afrontará en Nueva York. Allí rayó a un nivel incontestable. Además, este año Serena es más sólida de cabeza que en toda su carrera, tiene mayor capacidad de sufrimiento y carece de rival aparente. Es, otra vez, la cita de Serena por superar la historia. Está acostumbrada a hacerlo.
© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados
buy a philosophy paper write one paragraph essay help essays research paper dom reviews abortion research paper