займы онлайнкредит наличными

Cuarto set en la Arthur Ashe. Kei Nishikori y Andy Murray están peleando por un puesto en semifinales del US Open y el escocés tiene dos bolas de break que le pueden encaminar hacia la victoria. Va 2-1 en sets y con 1-1 en el marcador del cuarto, quebrar al japonés podría darle justo lo que necesita. Nishikori salva el primer punto de break con una derecha a la esquina. Y con 30-40, ya con el punto disputándose… ¡GOOOOOONG!

-Let. Replay the point

Tras el estruendoso sonido que bien parecía llegar desde un templo samurai en Japón, la juez de silla Marija Cicak toma la decisión correcta de repetir el punto. Algo en lo que no está de acuerdo un Andy Murray que entonces pierde la compostura. Y los cuatro puntos siguientes. Y también el siguiente juego. Y todos los que vienen después en esa manga, que se llevó Nishikori por 6-1. Pero además, también se puso el japonés 2-0 nada más empezar el parcial definitivo.

Todo por un gong. Y por una mariposita amarilla que pasó a mejor vida tras un arranque de ira del británico.

El lunes cinco de septiembre, ya entrada la noche, Ana Konjuh se disponía a sacar por el segundo set y la victoria ante la número cuatro del mundo Agnieszka Radwanska. El primer punto, fue saque ganador. Todo había empezado bien. La grada permanecía expectante, otorgando uno de los pocos silencios que han habido hasta el momento en esa mastodóntica pista. Justo cuando la croata lanzaba la bola para el segundo saque del game

¡GOOONG!

Konjuh se echó la mano al corazón, posiblemente para comprobar que su órgano seguía latiendo y después, se relajó con una sonrisa. La anécdota, no fue más allá porque sorprendentemente la joven jugadora se centró sin más problemas. En un momento tan clave en su carrera, ese gong le podría haber descentrado. Podría haber caído en la cuenta que jamás había ganado a una Top10, y menos a una top-4. Podría haber pensado en los tres match point que ya tuvo contra Radwanska en Wimbledon, antes de torcerse el tobillo en pleno encuentro, y cómo dejó escapar el triunfo. Y ni el gong, ni los pensamientos negativos le negaron la victoria. Sonrió, se calmó y lo sacó adelante.

Si Konjuh no dejó que agentes externos le afectasen, Murray implosionó sin necesidad cuando ya tenía el encuentro bajo control. Un momento de vulnerabilidad inusual del número dos del mundo. Podría haber perdido el encuentro igual, porque Nishikori jugó muy, muy bien. Pero no se ayudó mucho maquinando en cómo matar a la pobre mariposita y mucho menos en llevar la contraria a Cicak. No a ella.

Mérito de Nishikori ganar a un jugador tan en forma como Murray, eso también. Pero que le dé gracias a ese gong.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados
affordable custom letter writing what is architecture essay academic social studies homework help write an assignment writing a persuasive essay