Copa de Maestros 2013: David Ferrer

Redacción desde la ciudad de Londres

David Ferrer (Xàbia, España; 1982) vuelve a ser una piedra impenetrable. Tras atravesar dos zonas de turbulencias durante la temporada (gira previa al Abierto de los Estados Unidos y gira asiática) el valenciano fue tomando temperatura hasta recuperar el tono físico, tan necesario para multiplicar la efectividad de sus armas, hasta encadenar las finales de Estocolmo, Valencia y París-Bercy, saliendo derrotado de las tres. Pese a ello, a Londres llega reforzado por la cara mostrada durante las últimas semanas y motivado porque en función de los resultados podría acabar la temporada como número tres del mundo por primera vez en su vida.

Para el alicantino, de 32 años, será un esfuerzo terrible: con 81 partidos en las piernas y seis semanas seguidas compitiendo (“pocos jugadores del circuito han hecho esto”, dijo en la rueda de prensa previa a su estreno), Ferrer necesita encontrar en Londres algo de aire para no ahogarse bajo la bóveda del pabellón azul zafiro donde se reúnen los ocho mejores tenistas de la temporada. El español, que tiene un bagaje de 3 victorias y 10 derrotas ante los diez mejores tenistas de la tabla en 2013, debería clasificar a semifinales si la lógica del ránking se impone. Por ello peleará con Rafael Nadal (con el que debuta hoy), Tomas Berdych y Stanislas Wawrinka.

La temporada de Ferrer se resume en los dos títulos conquistados (Auckland y Buenos Aires) y las siete finales perdidas (Acapulco, Miami, Oeiras, Roland Garros, Estocolmo, Valencia y París), peor marca de su carrera, superando las cuatro de 2011. Dos grandes barreras, sin embargo, quedan derribas tras este curso: el español llegó por primera vez a una final de Grand Slam, tanto lo persiguió, tantas veces quedó a un paso de hacerlo, y se aupó hasta el número tres de la tabla, su mejor posición de siempre. Si 2012 fue el mejor año de su carrera, 2013 va justo detrás en la lista.

Ferrer, un metrónomo, ha pisado los cuartos de final en los cuatro torneos del Grand Slam por segunda temporada consecutiva, estuvo a punto de revalidar el título en París-Bercy (cedió en la final ante Djokovic tras derrotar a Nadal en un partido fantástico) y llega a la Copa de Maestros por cuarta vez consecutiva, quinta en total. Para él, tantas veces señalado como un jugador sin un golpe definitivo, comparado con otros hombres más explosivos y menos regulares, mantenerse como la primera alternativa a los cuatro gigantes de la época actual, superando incluso a Murray, es un logro enorme. En Londres y bajo techo, donde mejores resultados ha logrado, intentará coronarse como campeón de la Copa de Maestros por primera vez en su carrera, algo que sería el broche perfecto para un atleta cultivado en el sacrificio, trabajo y tesón.

Hoja de ruta de Ferrer en la Copa de Maestros

2012 – Eliminado en round robin

2011 – Semifinalista

2010 – Eliminado en round robin

2007 – Finalista

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados