займы онлайнкредит наличными

Esplendor en la hierba

Agustín Hernández desde la ciudad de Madrid

Se podría afirmar que el pasado domingo fue “un domingo cualquiera” para Roger Federer. El típico domingo de mediados de junio en el que el suizo pasa la tarde en el césped del Gerry Weber Stadion, en la pequeña ciudad renana de Halle. Allí se siente Federer como en su casa; tanto es así, que la avenida que desemboca en el complejo deportivo lleva su nombre.

La tierra rojiza ha dejado paso a la verde pradera en el circuito tenístico, y es en este periplo de hierba donde Federer alcanza su máximo esplendor. En Halle conquistó su octava corona, añadiendo más renglones al capítulo “césped” de su interminable libro de récords. El binomio Halle-Wimbledon ha proporcionado a Federer 15 títulos en hierba, muy lejos de los siguientes en la tabla: Bill Tilden y Pete Sampras con 10. El balance de partidos ganadosperdidos en toda su carrera arroja un impresionante 136-19, que supone un 87.7% de victorias. Tan solo Jimmy Connors ganó más partidos en hierba (170), aprovechando un calendario más prolífico en esta superficie.

Federer disfrutó de unos años de imbatibilidad absoluta en el pasto. Acumuló 65 victorias consecutivas entre Halle 2003 y Wimbledon 2008. Aquella impresionante racha la cortó Rafael Nadal en la inolvidable final de 2008 en el All England, con 9-7 en el quinto set. El genio suizo llevaba, además, 40 victorias seguidas en el SW19 londinense, que le habían llevado a conquistar cinco campeonatos. Desde aquella dolorosa derrota, Federer ha vuelto a recibir dos copas más de manos del Duque de Kent (2009 y 2012), además de disputar a final de 2014. También perdió la final olímpica de Londres 2012 en ese mismo escenario ante el héroe local Andy Murray. La próxima semana afrontará su 17ª participación consecutiva en la catedral del tenis, donde ha triunfado en siete ediciones, además de dos finales perdidas y un balance de 73-9. Será también su 63º torneo consecutivo de Grand Slam, un asombroso ejercicio de longevidad; Roger no falla a la cita desde el Open de Australia 2000. Cuando visite Nueva York el próximo agosto, habrá completado 16 temporadas consecutivas disputando los cuatro majors del tenis.

Los récords y conquistas de Federer no caben ya en ningún soporte. Y su rendimiento actual no hace indicar que vaya a abandonar las pistas en breve. La cancha central de Wimbledon le espera con los brazos abiertos. Allí volverá Federer, impecablemente vestido de blanco, para continuar acrecentando su leyenda. Disfrutaremos de su tenis, pero más disfrutará él, como si estuviera en el jardín de su casa. ¿Acaso no es Wimbledon su jardín?

Federer-estadisticas-hierba

 

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados
buy research paper writing service argumentative essays for sale make assignment online narrative essay writing esays