займы онлайн кредит наличными

La paradoja de la dosificación

La veteranía de Xavi Hernández ha introducido una pequeña contradicción en su vida deportiva. Desde que el centrocampista del FC. Barcelona alcanzara la treintena y sus prestaciones menguaran inevitablemente, las rotaciones son una práctica creciente en sus temporadas. La idea es jugar menos para jugar igual, o jugar menos para jugar mejor, quizá simplemente jugar a lo mismo. Sin embargo, administrar los recursos con mayor racionamiento implica un coste añadido que el propio Xavi ha resaltado en alguna ocasión con espontánea claridad: “Yo como me pongo en forma es jugando”.

La contradicción que se deriva es notable, pues el celo en dosificar las apariciones puede proteger la salud del deportista pero también aparejar un rendimiento más pobre, de progresión lenta y entrecortada y de combustión mucho más tardía y costosa. A la larga, sería como realizar un trayecto en coche más despacio para ahorrar gasolina y preservar motor, llegando al destino con combustible sobrante y con una máquina que no ha rendido a su máximo. Es una precaución compresible, pero también una elección discutible (y muy difícil) que a veces puede ser demasiado conservadora.

El caso que nos ocupa es algo distinto. Cuando comenzaron a trabajar juntos, Roger Federer y Paul Annacone plantearon el objetivo de asaltar el récord de semanas como número uno de Pete Sampras. Para ello sería fundamental una cosecha regular de puntos durante el año y un rendimiento constante y bien planificado. Se estaría presente en todas las grandes citas del curso, pero la edad de Sir Roger y su espalda –treinta años a partir de 2011 y profesional desde 1998- exigían un calendario algo más selectivo. Esa temporada jugó 16 torneos y 76 partidos mientras en 2012 fueron 17 torneos y 83 partidos. Ambas estadísticas no difieren demasiado de anteriores temporadas, pero el año 2013 sería diferente.

Hasta la presenta fecha, Roger Federer lleva jugados 14 torneos, cifra que llegará como mucho hasta los 17 contando con sus participaciones en Basilea, París y la Copa de Maestros de Londres (para la que aún no tiene billete asegurado). Hasta aquí, no encontramos una cifra llamativa. Pero es en el número de partidos jugados donde se advierte rápidamente el cambio de tendencia. En la presente temporada, Federer sólo ha jugado 49 encuentros. En el mejor de los casos, la cifra podría incrementarse hasta los 64 (jugando y llegando a la final en Basilea, París y Londres). La comparación con pasadas temporadas es elocuente:

Federer juega menos partidos porque pierde más pero también pierde más porque juega menos partidos. Es decir. La dosificación que Roger ha aplicado a su temporada 2013 (bastante similar a cualquier campaña reciente) se ha acentuado perversamente porque el rendimiento no ha sido el esperado y su presencia en los torneos se ha visto acortada por las derrotas. Como resultado, al acceder a menos encuentros, su ritmo competitivo se ha resentido. Ha jugado intermitentemente y sin la continuidad que otorga el paso de las rondas y las estancias finales de los campeonatos.

De ahí, por tanto, se infiere el círculo vicioso de la dosificación y de perder. Poco importa que Roger llegue notablemente más fresco que otras temporadas al final de la misma. Volviendo un poco al principio, es un ciclo negativo mucho más sencillo de romper en el caso de Xavi, por ser futbolista, que en el de Federer, ya que el tenis es un deporte individual y constantemente eliminatorio. No será fácil, en definitiva, que el suizo rompa esa tendencia. Pero ganar parece la única solución posible. Y la salud ya protestará luego.

  • lola del castillo

    El suizo es un jugador peculiar, y durante años se ha presentado en AO sin haber jugado antes otro torneo. El problema del suizo es su edad, y eso notiene solución. Gracias a su físico privilegiado para jugar al tenis, ha conseguido llegar en muy buenas condiciones a la treintena y seguir ganando títulos importantes, cosa que sus directos rivales no conseguirán. Pero el tiempo pasa para tods, las facultades van resintiéndose y tal como ha descrito Corretja, llega un momento en que no sabes a qué atenerte. Entrenas con un jugados de mucho nivel, y ves que no desentonas , y te crecer, pero luego juegas un partido y teves sin la garra necesaria, Se hace imposible mantener la regularidad. Unos días estás estupendo, y otros no das una. Hasta que el jugador reconoce queha caído en el ranking y ha llegado el momento del adios. Ese periodo se alarga más ó menos, según cada jugador. Parece que el suizo no está lejos de ese día.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados
economics paper writers do my homework today financial accounting group assignment am looking for someone to write my research papers helping homework