“Si no atacas es muy difícil ganar partidos en El Espinar”

José Izquierdo desde la ciudad de Segovia

Competitividad extrema. Brydan Klein (Perth, Australia; 1989) supera a Carlos Gómez Herrera (7-5 y 6-3) en la última ronda de la fase previa de El Espinar y antes de dar la mano a su oponente en la red dibuja una volea mal ejecutada en el último punto del partido. Unos minutos después atiende a TENNISTOPIC aún con el esfuerzo marcado en su rostro. Ganó el Abierto de Australia júnior en 2007 y fue durante algunos años la gran promesa del tenis australiano. Desde el año pasado compite bajo la bandera de Gran Bretaña, ya que la Federación Británica de Tenis (LTA) ofrece más facilidades para viajar a los diferentes torneos del circuito. Aunque no ha conseguido tener el mismo éxito entre los profesionales que otros compañeros de generación -actualmente es el 429 del ránking ATP- mantiene la ambición intacta.

Pregunta. En primer lugar felicidades por el triunfo, es bueno tenerle de vuelta en un torneo ATP Challenger Tour. Ha tenido que ganar tres partidos para entrar en el cuadro final. ¿Cómo se siente tras estas victorias?

Respuesta. Cansado (risas). Me siento muy bien, no es fácil jugar tres partidos de forma consecutiva, es muy duro pero cada partido lo he ganado en dos sets así que ha sido perfecto. He jugado muy bien, especialmente ante un jugador español. Cuando yo juego como local suelo subir mi nivel, así que siempre es difícil enfrentarse a un tenista local.

P. El Espinar es un torneo especial porque los jugadores tienen que jugar a gran altura (a 1191 metros sobre el nivel del mar). ¿Le gustan las pistas? ¿Son rápidas? ¿Qué le parece el bote de la bola?

R. Es igual para todo el mundo pero a algunos jugadores les beneficia más la altura. Es muy bueno de cara al servicio, yo tengo un buen saque así que a mí me viene bien. La bola bota muy alta así que para los jugadores de menor estatura es más complicado jugar. La pista es rápida y tienes que atacar todo el rato, si no atacas la bola es muy difícil ganar partidos aquí.

P. Jugó en España el Challenger de Pozoblanco (Córdoba) en 2008 y 2009, pasando en ambas ocasiones la fase previa. ¿Le gusta jugar España?

R. La última vez que estuve en España fue el año pasado, jugué un torneo Future y lo gané. Juego muy bien cuando hace mucho calor, la bola va más rápida y eso es mucho mejor para mi juego. Me gusta jugar en este país.

P. Tuvo un buen año 2012, volviendo al top-300 pero en los últimos dos años los resultados no han acompañado y has perdido posiciones en el ránking mundial. ¿Cuál es su objetivo para este 2014?

R. Me gustaría estar de nuevo en el top-200. Hace unos años estuve entre los 200 mejores pero en estas dos últimas temporadas he tenido varias lesiones seguidas, sobre todo de espalda. Estuve tres meses sin jugar y luego cuesta volver a jugar y recuperar el ritmo competitivo una y otra vez.

P. Cambió de nacionalidad el año pasado, ahora representa a Gran Bretaña. ¿Está contento con la LTA? ¿Mejor que con Tennis Australia?

R. Mucho mejor. Estoy muy feliz de que me apoyen, todos los que trabajan allí me ayudan mucho. Está muy cerca también de países donde se organizan muchos torneos como son Italia, España y Alemania. Puedo entrenar en Inglaterra, jugar dos semanas en España, volver a entrenar y luego viajar de nuevo para jugar. Es mucho mejor que en Australia, estoy más relajado porque en vez de veinticuatro horas de vuelo en avión solo tengo que viajar dos horas.

P. Si sigue mejorando su ránking, ¿se ve con opciones de jugar la Copa Davis con Gran Bretaña?

R. Sí, por supuesto. Me dijeron que si estoy en el top-3 de jugadores británicos podría jugar. Creo que es posible que seleccionen a tres jugadores individuales y a uno de dobles. Pero es muy difícil, a Andy Murray es imposible alcanzarle y luego están James Ward y Dan Evans que están entre los 150 mejores. Si quiero jugar la Copa Davis tendré que estar como mínimo en ese ránking.

P. Ganó grandes torneos en su etapa júnior pero el paso a profesionales no ha sido fácil. Ahora que tiene 24 años y ya no es una promesa, ¿sale con menos presión a la pista?

R. Los dos primeros años después de estar entre los mejores juniors del mundo sentí mucha presión. Todo el mundo te ve y esperan que ganes el torneo. Quizá eso me afectó y por eso no jugué tan bien como pude haber jugado. Una vez que olvidaron mi nombre, la presión fue menor. Ahora muchos jugadores están jugando su mejor tenis con 26 años, así que me daré dos años más para dar lo mejor de mí mismo, mejorar mi ranking, quizá jugar Wimbledon el año que viene e intentar darlo todo en la pista.

P. Su trabajo hoy todavía no ha terminado, por la tarde jugará dobles con Nikola Mektic. Se enfrentan a James Cluskey y Adrián Menéndez Maceiras, ¿qué espera de ese partido?

R. Espero un partido muy duro, son los segundos cabezas de serie. Ellos por supuesto van a jugar bien pero creo que nosotros podemos hacerlo mejor aún. Si no jugamos a buen nivel será un partido muy difícil pero si jugamos bien creo que es posible ganarles.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados