Adrián Menéndez: “No puedo seguir invirtiendo en este deporte”

José Izquierdo desde la ciudad de Segovia

Adrián Menéndez (Marbella, Málaga; 1985) es todo un luchador en la cancha. Una rara avis entre los jugadores nacionales, que prefiere jugar en pista dura antes que en polvo de ladrillo. Saboreó las mieles del éxito cuando solo tenía 21 años ganando el Challenger de Pozoblanco, y durante años ha estado luchando por hacerse un hueco en torneos menores. Ahora, en plena madurez de su carrera deportiva, se encuentra en un gran estado de forma, y aunque en El Espinar aún no ha podido exhibir un gran nivel, ya se encuentra en cuartos de final tras batir este mediodía al belga Yannick Mertens. El tenista marbellí atiende a TENNISTOPIC relajado en la sala de jugadores para repasar todo el camino recorrido hasta aquí.

Pregunta. En primera ronda tuvo un partido relativamente cómodo ante un jugador muy duro como Dan Cox, hoy jugó ante Mertens, un tenista muy diferente que le ha planteado un partido muy duro. ¿Qué sensaciones tiene tras el partido?

Respuesta. Las sensaciones no han sido muy buenas, sabía que era un jugador complicado. Mertens juega muy plano, te da poco ritmo, muchos winners, muchos fallos, es difícil entrar en ritmo. Además con la altura no es nada sencillo. Ha sido un partido feo, he tenido mis altibajos, afortunadamente he mejorado en el segundo set y me lo he podido llevar. En el tercer set él ha subido el nivel, ha sido un momento de muchos nervios y se ha decidido por dos detalles en el desempate. Lo más positivo del día de hoy es que he seguido luchando hasta el final y que a pesar de no hacer mi mejor tenis he podido llevarme la victoria.

P. Con cinco iguales ha hecho un mal juego al servicio y ha llegado a restar para mantenerse en el partido. ¿Qué piensa en ese momento?

R. He tenido bola de partido con 5-4 y segundo saque. He intentado ser agresivo, me he ido hacia la red y se me ha ido fuera el resto. Pero bueno, es parte del juego. Al siguiente game he sacado mal y he perdido el servicio pero también era consciente de que él es un jugador muy irregular y he podido romper y mandar el partido al tie-break.

P. Durante todo el encuentro le hemos visto hablarse constantemente, animándose. En un momento del tie-break ha dicho “estoy como un toro físicamente”. ¿Se ha encontrado bien?

R. La verdad es que no estaba muy bien pero es una manera de autoanimarme, de engañar un poco a la mente. Son momentos en los que uno está cansado. Son refuerzos positivos que nos damos y particularmente a mí me ayuda mucho.

P. Sumando estos dos triunfos en El Espinar acumula ya 23 victorias a nivel Challenger. ¿Considera que está cuajando una buena temporada?

R. Está siendo la mejor temporada de mi carrera deportiva. Soy más regular, selecciono mejor el calendario, sé cuando descansar ahora que soy más veterano. He aprendido a conocerme un poquito mejor, estoy más tranquilo. Llevo tres años con mi entrenador, trabajando en casa, en Marbella y me está yendo bien. Físicamente estoy mejor que nunca. Quizá me podría haber ido algo mejor en cuanto a resultados porque se me han escapado un par de semifinales y algún que otro cuarto de final, pero bueno, lo importante es la regularidad. Defiendo solo 30 puntos en todo lo que queda de año así que espero seguir mejorando y terminar la temporada en mi mejor ranking de siempre.

P. Está totalmente consolidado en el top200, ¿qué le falta para meterse entre los 140 o 150 mejores del ranking?

R. Ese pasito creo que lo hemos conseguido. Me he consolidado en el circuito Challenger y he dejado atrás los Futures. Estoy bastante contento, se ve que he subido mi nivel. Me he clasificado para los cuadros finales de varios Grand Slams, llevo tres últimas rondas de previas, en US Open, Australia y Wimbledon. Es lo que dice mi entrenador, me falta un gran torneo, salir campeón y creo que eso va a marcar la diferencia.

P. Usted ha podido dar el paso de jugar Futures a hacerlo en Challengers. ¿Se pasa mal en este tipo de torneos?

R. Si ya en los Challengers se pasa mal pues imagínate en los Futures, en muchos torneos la situación es lamentable, pero es lo que hay. En el circuito Challenger con 28 años he tomado la decisión de viajar sin entrenador porque económicamente no es rentable, yo ya tengo una edad, esto para mí es un trabajo, tengo que ganarme un sueldo y no puedo seguir invirtiendo en este deporte. La única manera de hacerlo es viajando solo. En España tristemente no hay ayuda para nosotros aunque estemos entre los veinte mejores del país. Ahora estoy jugando campeonatos por equipos e intentando conseguir ayudas fuera de España. Así vamos tirando para delante.

P. Se clasificó para el cuadro final de dos Grand Slams: Wimbledon 2012 y Open de Australia 2013. ¿Qué supone económicamente para usted pasar estas fases previas?

R. Supone mucho. En los Grand Slams se reparte mucho dinero. Pasar esas fases previas me ha dado más tranquilidad para ir a otros torneos y jugar más relajado. A mí me ha ayudado mucho.

P. Después de El Espinar descansará un par de semanas antes de jugar la fase previa del US Open. ¿El objetivo es pasar la qualy?

R. Ahora me voy a casa tras este torneo. Descansaré una semana y luego me iré a Florida a preparar el US Open para adaptarme a las condiciones. Me gustan las pistas de Flushing Meadows, el año pasado perdí en el tie-break del tercer set ante un jugador que luego llegó a la tercera ronda (Dan Evans) así que sé que puedo jugar bien aquí.

P. Históricamente se le ha dado mejor jugar en pista dura que en tierra batida. ¿Cómo se siente en un torneo como El Espinar que tiene unas condiciones tan particulares con la influencia de la altura y el bote de la bola?

R. Jugar en El Espinar siempre es difícil por la altura. Sí que es cierto que en general me siento mejor en pista rápida y que en tierra batida cuando he conseguido buenos resultados ha sido en torneos donde la arcilla era un poco más veloz. De todas maneras también he conseguido buenos resultados en el Challenger de Pozoblanco que estaba a 800 metros de altura así que me adapto bien a estas condiciones. En este torneo nunca he conseguido jugar bien, siempre he perdido ante grandes jugadores, un año ante Schuettler, otro perdí con Kudryavtsev, así que espero llegar más lejos en esta edición.

P. Consiguió su primer Challenger en el torneo de Pozoblanco en 2007. Tenías 21 años y diste la campanada venciendo a tenistas de la talla de Dick Norman y Dudi Sela. ¿Cómo recuerda todo aquello?

R. Ganar en Pozoblanco, siendo andaluz y ante mi público fue increíble. Era algo que no me podía imaginar, yo era un Wild Card y realmente no estaba al nivel para ganar a la gente que gané. Afortunadamente tuve una buena semana y pude llevarme la victoria que fue algo muy emotivo.

P. ¿Qué piensa respecto a la degradación del torneo cordobés?

R. Es una lástima que por culpa de la crisis un torneo de la importancia del de Córdoba ahora solo sea un Future de 15,000 $, ojalá la situación se recupere y vuelva a ser un Challenger.

P. Por último, está en cuartos de final, ¿se ve ganando el torneo?

R. Ganar es muy complicado, hay muy buenos jugadores y es mejor ir partido a partido. Hoy estuve a punto de perder así que tengo que intentar mejorar mi rendimiento y así poder pasar a semifinales.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados