Arruabarrena: “Necesitaba esta victoria”

Rafael Plaza desde la ciudad de Miami

Sólo las victorias pueden curar heridas. Y es que muchas veces el trabajo tarda en manifestarse en forma de resultados. ¿Qué está fallando, entonces, si se camina por el sendero correcto? Cinco derrotas consecutivas desde que ganó el primer partido de la temporada en Hobart, fueron desgastando la confianza de Lara Arruabarrena (Tolosa, España; 1992) hasta que en Miami encontró el agua para poner fin a la sequía. La vasca se sienta con TENNISTOPIC en Cayo Vizcaíno para analizar su inicio de temporada y el valor balsámico de su primer triunfo frente a Natalia Vikhlyantseva.

Pregunta. ¿Cuánta falta le hacía una victoria así?

Respuesta. Mucho. Hace mucho que gané el primer partido en Hobart contra Minella, pero era el inicio del año y aún estaba intentando aplicar las cosas que habíamos entrenado en pretemporada. Luego fui entrando en una dinámica de la que me ha costado salir.

P. Han sido una sucesión de derrotas muy ajustadas hasta Miami.

R. En Australia perdí con Putintseva un partido muy duro (6-7, 6-7), en el que tuve muchas bolas de set en las dos mangas, pero al final competí bien. No puse en práctica lo que había entrenado, pero fui competitiva. Después me fui a Dubái y perdí en el tercer set. Necesitaba la victoria porque me estaban tocando rivales que me dejaban jugar.

P. ¿A qué se refiere?

R. Putintseva no es una jugadora que te desborde. Y en Dubái me tocó Saisai Zheng, que también te deja jugar. Todo lo que estaba entrenando con Alejo, sobre ser más agresiva, no me estaba saliendo. Estaba muy bloqueada. A la mínima que no me salía, me estaba agobiando un poco. También perdí dos partidos de Fed Cup, que es cierto que las checas eran las  favoritas, pero son derrotas que se van sumando.

P. Y en Indian Wells se encuentra con Safarova.

R. Aunque era un partido duro, entré a pista y conseguí plantear un buen partido hasta el 3-3. Después de un juego larguísimo que acabó ganando ella, fue como si mi cabeza desconectase. Me bloqueé.

P. Pero en esta primera ronda en Miami (vs Vikhlyantseva) se saca la espina.

R. Necesitaba una victoria. Yo me distingo por estar siempre ahí, por luchar, es lo que dicen un poco de ‘paparra’ de los jugadores españoles. Pero había perdido eso. Me estaba liando con las maneras de jugar, si no me salía el Plan A era como si no tuviese Plan B. Y mentalmente me estaba costando un poco. Además, estaba entrenando muy bien, con muy buenas jugadoras y les estaba ganando. Pero después veía que no me salía en los partidos y me agobiaba bastante.

P. ¿Dónde estaba el problema?

R. Hablé con Alejo del partido y nos estamos tomando con más calma el tema de la agresividad. Quizás he estado intentado meterme en cada segundo saque de la otra en el resto, tratando de ser más agresiva. Y en los partidos en los que no me sale,  me bloqueaba. Pensamos en restar un poco más atrás como estaba haciendo antes. La finalidad es la misma: ser más agresiva, pero sintiéndome más cómoda.

P. En medio de la tormenta, ¿qué le dijo Alejo [Mancisidor]?

R. Él me iba apoyando y metiéndome caña cuando debía hacerlo. Hemos estado analizándolo y al final es todo una cuestión mental. Los golpes los tengo, físicamente tengo que mejorar, pero soy buena, es mucho más un cambio de mentalidad. Además, ahora busco ser más profesional.

P. Al final fue una victoria balsámica.

R. Estaba bastante nerviosa porque necesitaba la victoria. Estoy entrenando bien, pero al final una victoria da confianza. Estaba tensa, jugué bastante atrás, pero pensé: ‘Me pongo aquí más dura que una piedra a correr’ porque no la conocía. Ella que pega ‘palos’ siempre que puede, acabó perdiendo la paciencia, porque me he puesto como una roca, corriendo a todo, poniéndolas dentro y, al menos, competí bien.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados
essay wrighting essay marking service essay writing company reviews best essay writing service canada 10 page research paper