займы онлайнкредит наличными

La verdad de Nuria

Rafael Plaza desde la ciudad de Sevilla

Dos años de sanción tras un positivo por d-metanfetamina, un estimulante prohibido, han acabado con la carrera Nuria Llagostera (Palma de Mallorca, España; 1980). A los 33 años, la maestra de maestras en dobles en 2009 y ex top-5 mundial de la modalidad, pone fin a su vida en la élite rodeada por la sombra del dopaje. Durante la conversación con este portal, la mallorquina afirma con nostalgia que vivió el mejor momento en la élite tras derrotar a las hermanas Williams en el Masters que conquistó junto a María José Martínez y repasa su andadura por el infierno desde que supo por primera vez que en su cuerpo había restos de la sustancia que acabó condenándola hasta que esta misma mañana bajo el telón profesional en una conferencia ante la prensa en la tierra que la vio nacer.

¿Cuándo se entera del positivo?

Me entero en el Abierto de los Estados Unidos después de ganar el partido de primera ronda.

¿Qué piensa?

Que se tenían que haber equivocado, que era un error seguro. Pensé que se habían confundido con la dirección de correo electrónico.

¿Pidió contranálisis?

Sí.

¿Y?

El contranálisis dio lo mismo. Luego me hicieron dos controles más y di negativo. La sustancia estuvo en mi cuerpo tres o cuatro días, según el médico que contraté. Porque contraté un médico para que me lo dijera.

¿Cuál ha sido el peor momento desde entonces?

Los tres meses enteros. Está siendo un período horrible de mi carrera. Al margen del momento en el que me lo notificaron, porque me vine abajo cuando comprendí que no se habían equivocado y no me lo terminaba de creer, el juicio. Cuando fuimos a Londres, al juicio con la ITF, eso fue durísimo. Me estuvieron machado durante más de cuatro horas, tratándome como a una mentirosa porque como no tenía pruebas, no podía demostrar mi inocencia. Fueron cuatro horas muy duras.

¿Cómo se defiende en ese juicio?

Lo único que quería demostrar era que si la sustancia estaba en mi cuerpo, yo no era consciente de cómo había entrado. Lo intenté demostrar con una relación de hechos: lo que hice los días antes del control, facturas de hotel, facturas de los sitios en los que había desayunado, almorzado y cenado, testigos que habían pasado todo el día conmigo… Además, gente que trabaja en el club y que me había visto todo el día allí. Ya que no tenía pruebas súper contundentes, intenté demostrarles que no me había movido por ningún ambiente raro ni había ido a una farmacia a comprar un medicamento. Y no me quisieron creer, claro.

Dijo que quizás había bebido agua de una botella que había en la pista. ¿Salió de ahí la d-metanfetamina?

La d-metanfetamina puede estar en cualquier sitio si alguien la toma. Es decir, puede estar en un medicamento o una botella de agua. Yo di nanogramos, muy poco. Eso quiere decir que fue algo accidental, un resto que podía estar en cualquier sitio. No es una dosis, es un resto. Y eso lo puedes encontrar en una botella de una persona que se haya tomado una medicación o en un vaso del que haya bebido. Lo más probable es que haya pasado así porque los únicos medicamentos que tomé fueron unos que me dio la WTA porque me dolía la cabeza. Me dieron paracetamol e ibuprofeno y me lo dieron en monodosis. Al cabo de seis meses, el envoltorio de ese medicamento no lo tenía. No tengo pruebas.

Dice que le han robado el sueño de estar en lo Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016.

Ese es uno de ellos, sí.

¿Quién?

Los que han hecho las reglas antidopaje, claramente.

¿Por qué?

El problema es el siguiente. Una vez no puedes demostrar cómo la sustancia ha entrado en tu cuerpo, no tienes posibilidad alguna de defenderte. De eso me quejo yo.

¿Y qué solución plantea para resolverlo?

No planteo ninguna solución. Los que deben pensar si hacen las reglas bien o no son ellos. Lo que expongo es: ¿cómo puedes calificar en la misma categoría a una persona que da nanogramos y a una como la mía? Por ejemplo, mi sustancia no ayuda al rendimiento en ningún caso. El estimulante, en teoría, te da un momento de subidón que son minutos…

¿Cuántos?

No sé, puede ser media hora o cuarenta y cinco minutos. Pero luego te deja hecha polvo. Cuando se pasa el efecto, te deja muerta. El día que me hicieron el control, por la mañana yo sabía que esa tarde no iba a jugar el partido. Mi compañera no se encontraba bien y tomamos la decisión de retirarnos. ¿Qué sentido tiene que yo me tome por la mañana esa sustancia si por la tarde sé que no voy a jugar? Y además, ¿para qué voy a tomar una sustancia que luego te deja dos o tres días hecha polvo? Si gano tengo que volver a jugar.

¿Qué sentido tendría haberse dopado con 33 años, cerca del final de su carrera?

¡Y jugando dobles! Solo tengo que utilizar un lado de la pista. Precisamente, me retiré de individuales porque estaba cansada físicamente. Me retiré para tener una vida mejor jugando dobles, pasármelo pipa, sin tener que correr ni hacer físico, porque los doblistas hacen poco físico, la verdad. Es cuestión de mantener el tenis, estrategia y reflejos. ¿Qué rendimiento físico quiero aumentar si juego dobles? ¿Tan difícil es de comprender? Ellos tienen su reglamento, lo aplican a rajatabla y deberían mirar cada caso. De eso me quejo. No es lo mismo que utilices EPO o una sustancia que realmente sirve para algo en concreto a este caso que no sirve para nada.

¿Está limpio el tenis?

Es una pregunta fastidiosa… Lo único que le puedo decir es que es una lástima que las reglas estén hechas así. Estamos demasiados expuestos para que sucedan fallos, errores o accidentes de este tipo. Como el mío. No soy el único caso. No soy la única persona que no sabe cómo ha pasado. La sensación que me dio en el juicio es que ellos quieren que lo admitas. Para así, quizás optar a que te rebajen sanción.

¿Pensó hacerlo?

No. Yo no voy a admitirlo para que me rebajen la sanción. No voy a admitir algo que no he hecho.

Pero la sustancia estaba en su cuerpo.

Vale, no puedo decir que la sustancia no estuviese en mi cuerpo. Si en los análisis ha salido, supongo que está. Pero lo que sí puedo decir es que no he sido consciente de cómo ha entrado en mi cuerpo. No me han dejado opción a defenderme, ni una sola opción. Yo pensé allí que igual podía poner una excusa e igual me rebajaban la sanción, pero es que no se trata de eso, se trata de que yo debería de poder ir al juicio, decir la verdad y tener la opción de que me creyesen.

Y no la tiene.

No la tengo. Y no la tengo porque la ley dice que debo decir cómo. Y me repitieron la misma canción durante cuatro horas.

¿Se siente cabeza de turco?

Ellos [ITF] tienen que demostrar que están encima y que hacen su trabajo. Lo que no puede ser es que no miren caso por caso.

¿De verdad no sabía rellenar la documentación antidopaje?

Sinceramente, eso no tiene ningún tipo de importancia. Dijeron eso como podían haber dicho otra cosa. Usted habrá leído el documento que está en la página web de ITF.

Así es.

Se lo voy a explicar con mis palabras. Rellenas la hoja, escribes los datos personales y cuando te toca poner comentarios, los pones si quieres, y cuando te toca poner vitaminas o medicamentos que hayas tomado, lo rellenas. Esa semana, las fisioterapeutas de la WTA me dieron un paracetamol y un ibuprofeno. Me lo dieron las fisioterapeutas de la WTA, se lo repito. La propia WTA nos suple con vitaminas y antioxidantes, cabe la posibilidad de que los tomara esa semana, no lo recuerdo. Me preguntaron si había tomado algo esa semana y yo pensé: ‘sí, pero como me lo da la WTA y eso no es un problema, no lo pongo’. Considero que no he tomado nada porque me lo había dado la WTA. Consideré que no lo debía poner y no lo puse. Y solo por eso, me trataron de mentirosa. Y me trataron como a una cateta que no sabía rellenar un formulario. Yo considero que si la WTA me ha dado unas vitaminas, pues no pongo nada. Tampoco es muy complicado de entender. Es tan fácil como que ellos me han dado unos medicamentos que no son doping y yo no  le dicho. Ellos consideran que com he tomado eso y no lo he dicho, miento. Y así como puedo mentir en eso, miento en otras cosas. Si quieren buscarle los cinco pies al gato, los encontrarán…

¿Se creerá lo que vea a partir de ahora o desconfiará de las grandes hazañas?

No me creo nada. Es difícil… ¿a qué se refiere con grandes hazañas?

Marcas imposibles, gestas eternas, recuperaciones milagrosas…

Si sale un caso de dopaje, voy a tener mis dudas porque mire lo que me ha pasado a mi. Me va a costar creer que la gente quiera doparse conscientemente. ¿Existe? Sí. Hay gente que después de años ha salido y lo ha confesado. O alguien lo ha descubierto, pero quiero pensar que son la minoría. Estoy segura que la mayoría son accidentes como me ha pasado a mí o errores al tomar un medicamento pensando que es algo para quitar el dolor de cabeza.

¿Se ha sentido apoyada por sus compañeras?

Sí, todas las compañeras sin excepción me ha escrito mensajes de ánimo en privado.

¿Y por su familia?

No he tenido que dar ningún tipo de explicación a la gente que me conoce, a las personas cercanas. Saben cómo soy y más con este tema. Esto es el colmo de los colmos. Soy muy pesada con este tema, no quiero decir paranoica, pero siempre he ido con mucho cuidado. Los médicos de la Federación lo saben bien. He tenido mucha precaución con lo que bebía y comía. Si algún médico me recetaba algo, siempre lo he enviado a los médicos de la Federación para que  me dieron el permiso. Ellos tienen todos mis mensajes. He sido muy pesada con este tema. Y que me haya pasado a mí es el colmo. La gente que me rodea ha estado encima y ha intentado no hablar todo el día de lo mismo. En ningún momento, me han obligado a dar explicaciones porque sabían lo que había y que yo era inocente porque no lo he hecho conscientemente. Eso es con lo que me quedo, lo importante para mí.

  • Pedro Ramos

    El tenis no sé si está limpio, ella desde luego no. Si usted llega al aeropuerto y le pillan con un kilo de droga en la maleta más le vale poder demostrar (ojo, no vale con decir que no tiene culpa, que eso ya lo sabemos, no hay un solo culpable que sea honesto y se declare así) que esa cocaina se la han puesto ahí. Pues esto es lo mismo, exactamente lo mismo, ya una tipa que lleva media vida en el circuito tendría que saberlo, como tendría que saber rellenar un formulario, que no hay para tanto.

    Por cierto, es bastante habitual que haya positivos en atletas, especialmente femeninos, de cierta edad: Jeanni Longo, Marga Fullana…

    Contra el dopaje hay que ser duro, y las tramposas tienen que estar lejos de nuestro deporte.

    • Carlos

      Esta chica consumió esa sustancia para irse de fiesta porque sino no lo entiendo. Nadie en su sano juicio consume metanfetamina para aprovecharse de ella en el ejercicio físico. No me fastidies!! La ha cagado bien cagada.

  • Carlos

    No me creo a esta chica. Es muy fácil decir que porque va a tomar eso si le da un subidón de minutos para luego dejarla cansada. Mi respuesta es clara. Tomó eso no para benfeciarse en una pista de tenis y sí para salir de fiesta. No hay otra. Hubiera sido mejor que hubiera dicho que consumió esa sutancia para salir de fiesta porque está más que claro que esa sustancia para ganar un partido de tenis no ayuda nada. No quiero ser brusco pero tengo que serlo. Se puso a gusto de fiesta y la cagó. Apechuga. Los juegos de Brasil los has perdido tú no la ITF.
    Otro tema es el de las sanciones. No se puede a un tenistas sancionarle de una manera y a otro de otro siendo casos parecidos e incluso habiendo casos peores a los de esta jugadora.
    Ella no ha desmostrado nada así que está todo claro. Dio positivo en los dos primeros controles que son los que cuenta. By by Nuria. Menuda metedura de pata. Muy mal sabor de boca deja a la gente que seguimos el tenis.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados
pay to have somebody do my research paper affordable research paper writer pay someone to do homework case analysis for me scholarship essay for social work how to write dissertation proposal