“La solución es que despidan a Gala”

Rafael Plaza desde la ciudad de París

Los tres estuvieron en la última eliminatoria de Copa Davis, donde comenzó todo después de que España perdiera la categoría tras caer en Sao Paulo frente a Brasil. En Roland Garros, mientras Julián Alonso se reunió ayer con varios jugadores a la espera de la aparición de Gala León con la intención de formar un equipo de garantías para la próxima serie contra Rusia (17 al 19 de julio), Marcel Granollers (Barcelona, España; 1982), Pablo Andújar (Cuenca, España; 1986) y Marc López (Barcelona, España; 1982) debatieron en TENNISTOPIC el nombramiento de la capitana, profundizaron en las acusaciones machistas y buscaron soluciones a la fractura que ha divido en dos al tenis español.

Marcel Granollers. Me enteré del nombramiento de Gala León como capitana de Copa Davis a través de internet. Lo leí en Twitter.

Pablo Andújar. Me pasó lo mismo, cierto. Yo estaba jugando en Kuala Lumpur y en ese torneo no había más jugadores españoles. El resto de los tenistas se quedaron sorprendidos y me preguntaban por lo que había pasado. Era una auténtica sorpresa.

Marc López. Más de lo mismo en mi caso, como vosotros.

M.G. La gente después pregunta y tampoco sabes muy bien qué contestar. Al ser una decisión del presidente…

P.A. Pues lo que tienes que decir es que sabes lo mismo que la persona que te pregunta. El presidente es el que manda y tú te has enterado por internet igual que todo el mundo. Tampoco sabíamos mucho más.

M.G. Para mí, la figura del capitán de Copa Davis es muy importante a la hora de cara a los jugadores. Tienes que tener en el banquillo a una persona que tenga confianza con los tenistas. Es importante que los jugadores crean que esa persona les puede ayudar o aportar lo que necesitan en una competición tan especial como la Davis, que es de máxima tensión. Es vital estar en pista con una persona con la que tienes buena relación.

P.A. Los partidos de Davis tienen mucha tensión. Necesitas una persona que sepa ponerse en el lugar del jugador.

M.G. En tu piel.

P.A. Yo solo lo he vivido una vez, pero Moyà me ayudó mucho en ese sentido. Además de crear un ambiente muy bueno durante toda la semana antes de los días de competición, fue clave a la hora de encarar el partido. Que en un momento de tensión mires al capitán y recibas de vuelta un gesto que te ayuda.

M.G. Es que a la hora de elegir al capitán hay que contar con los jugadores. No puedes poner a una persona que no tiene ningún tipo de relación con los tenistas. No es lo idóneo para ayudarte en estos momentos que hablamos. Hay que buscar a alguien que nos transmita confianza. Por eso, mejor si es alguien consensuado por todos los jugadores.

P.A. La imposición de Gala suena un poco a castigo, pero es algo que debería aclarar la persona que ha decidido que ella esté ahí. Nosotros podemos deducir, pero tampoco podemos explicar los motivos con total seguridad. No es algo lógico.

M.G. Poner a alguien ahí por castigo, por venganza a los jugadores… no creo que sea lo más inteligente. Hay que tener en cuenta muchas cosas.

M.L. Es que Gala no conoce a los rivales, pero tampoco conoce al propio equipo español. No conoce a nuestros jugadores.

P.A. Todo eso va unido a lo que os comentaba antes. Que no se sepa meter en la piel del jugador es importante, y si además no conoce el circuito… más complicado aún.

M.G. Somos cero machistas. En ningún momento los jugadores sacaron ese tema. Nos extraño mucho que al salir de la reunión de Valencia lo primero que dijo fue que no tenía que pedir perdón por ser mujer.

M.L. Gran frase.

M.G. Nos deja de machistas.

P.A. Básicamente, dice que no la queremos por ser mujer.

M.G. Cuando en ningún momento nosotros hemos dicho nada de eso.

M.L. Al margen, se le explicó. Y se le dieron los motivos. En la reunión, le dijimos que no utilizase el argumento del machismo porque no era cierto. Y luego vas y lo primero que haces es eso. Una de dos: o no has entendido nada o lo que quieres es hacer daño.

M.G. Eso es lo que quiere. Agarrándose a eso, es fácil dejarnos mal de cara a la gente.

P.A. Nos deja fatal. Yo conozco gente, amigos de mis hermanos, que les han dicho que somos muy machistas. Ellos entienden lo que Gala dice. La gente se queda con ese mensaje. En muchos casos, el machismo ocurre, desgraciadamente. Pero es que en este caso no es así. Y la gente piensa que nosotros casi hemos nacido hace dos siglos.

M.G. Cuando salió de esa reunión también dijo que todo había ido fenomenal, pero es que ha dicho tantas cosas que no son… también ha dicho que ha hablado con todos los jugadores, que ha tenido contacto personal o por teléfono. En mi caso, no ha sido así. Ni en persona ni por teléfono desde Valencia. ¿Con vosotros?

M.L. Nada. Julián Alonso sí, pero Gala no.

P.A. Julián me escribió cuando fue nombrado para felicitarme por la final que hice en el Conde de Godó, pero obviamente en Barcelona nada. Ni tan siquiera sé si Gala estuvo allí. No sé si estuvo en Barcelona y en Madrid. En Indian Wells me saludó.

M.G. Con alguno allí sí hablo, pero creo que con la mayoría no lo hizo.

M.L. ¿Pero qué es hablar? A mí me dijo: “Hola, ¿qué tal estás?”.

P.A. A mí también.

M.L. Yo le dije que me tenía que ir a entrenar y no volvimos a vernos. Pero si eso es hablar, pues sí, hablé con ella.

M.G. Y no es un tema que se solucione si viene Julián o no. Esto viene de hace muchos meses, desde septiembre cuando España descendió en Brasil. Julián viene a hacer su trabajo, pero no creo que la situación cambie porque esté él.

M.L. Porque el problema es Gala. Ella tendría que pedir perdón públicamente. Hasta que reconozca que se ha equivocado…

P.A. No creo que sea una actitud inteligente. De aquí a un mes y medio se va a jugar una eliminatoria de Copa Davis contra Rusia y tiene a los jugadores enfrentados con ella. No me parece una posición ideal. Alguien tendrá que ir a jugar la Davis. Y ella sigue con el rollo del machismo. Ya está bien. Queda poco y lo que hay que hacer es acercar posturas.

M.G. ¿No viene aquí a París?

P.A. Que nosotros no lo sepamos y la prensa sí…

M.G. Ella nos ha faltado el respeto a nosotros con todas esas declaraciones que ha ido haciendo. Nos ha dejado como machistas cuando no lo somos. Es una falta de respeto bastante grande.

P.A. Gala pensará que los primeros españoles del ránking no vendrán, pero que al resto les tiene que hacer ilusión jugar aunque esté ella.

M.L. A todos nos ha molestado mucho el tema del machismo: a Feliciano, a Robredo… a todos.

P.A. Lo que pasa es algunos lo decís más y otros se lo callan.

M.L. Es que es un tema complicado cuando te acusan de ser machista. Es una palabra que no me gusta. Está muy pesada con ese tema. La solución es que la despidan. Es la única manera para que vayan los jugadores.

P.A. Para mí, no es esa.

M.G. Que ella de un paso atrás.

P.A. Que se reúna con nosotros y que reconozca que efectivamente se ha equivocado. Que nos pregunte qué necesitamos y qué es lo que queremos.

M.G. Eso es un paso, pero lleva un año con el mismo discurso y ya es tarde.

P.A. Muy tarde.

M.G. Está claro que todo el mundo se puede equivocar, pero a día de hoy ya es tarde.

P.A. Esa opción que digo yo la veo muy lejana. Lo que dice Marc tiene sentido.

M.G. Ha tenido tiempo y nosotros hemos intentando hacérselo ver. Y no hay manera.

M.L. Pero si es que no lo va a hacer. Si no lo ha hecho en todos estos meses, ¿lo va a hacer ahora? Ella va a intentar convencer a los jugadores. Si lo consigue genial y si no lo hace se tendrá  que ir a Rusia con lo que tenga. ¿Ella está haciendo algo para intentar solucionar el tema? Nada. ¿El presidente está haciendo algo para intentar solucionar el tema? Nada. Cuando nadie hace nada para solucionar esta situación….

M.G. Ella, como directora deportiva, tenía la obligación de encontrar un capitán adecuado. Ese era su trabajo. Y ella ha aceptado sentarse en el banquillo. Si no tienes relación con un grupo de personas, en este caso los jugadores, y te dan la opción de ser capitana… pregunta al menos. Por mucha ilusión que te haga, habla con los jugadores para ver por dónde respiran. ¿Qué sentido tiene meterte en un sitio en el que no te quieren? ¿Es lógico eso? ¿Alguien puede estar cómoda en esa situación?

M.L. Y cada dos por tres amenazando. Que si no vas a jugar los Juegos Olímpicos, que si va a usar la Ley del Deporte. ¡Amenazas! No te bajas del burro, no pides perdón y vas amenazando. Si no haces nada y encima vas amenazando a la gente, ¿qué esperas?

M.G. El resumen es que están haciendo daño al tenis español. Esto no le conviene a nadie. Me repito, no creo que lo que están haciendo sea lo más inteligente.

M.L. Yo es que creo que les da igual todo ya. Llegados a este punto, les da igual.

P.A. De cara al público, ellos pueden decir que no, que ahora han nombrado a Julián Alonso que ha sido un exjugador.

M.G. Pero es que la capitana es ella.

M.L. El problema lo tenemos con ella.

P.A. Digo de cara a la opinión pública, que parece estar más a favor de ella que de nuestra parte.

M.L. Es increíble. Y todo con una prepotencia tremenda. Yo habría jugado la Davis seguro con otro capitán, con ella…

  • NiKLoDeoN

    Guau.

    Primero, gracias a Marcel, Pablo y Marc por hablar de lo que piensan y sienten sobre este tema sin tapujos ni cortapisas. Se pueden decir las cosas más alto pero más claro imposible.

    Los aficionados al tenis de siempre (si no todos la mayoría seguro) sí ve la realidad de la situación. Pero es totalmente cierto que todo este tiempo repitiendo lo del machismo como un mantra ha calado en la opinión pública general. La herida está demasiado abierta…

    Segundo, enhorabuena a Mr. Plaza por la entrevista. Soberbia.

    Tercero, conviene no olvidarnos del que mueve los hilos y continúa empujando al tenis español al barranco: Escañuela.

    Hay tanto que hacer en la RFET…

    • Eva

      Tienes toda la razón. Claro, que en las redes hay mayoría de gente con la lengua muy suelta, que se cogen a cualquier cosa que ni se han preocupado por enterarse, para criticar e insultar…

  • Manel

    Porque no fueron “machotes” cuando abandonaron al tenis Español en la Copa Davis ?

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados