займы онлайнкредит наличными

La enseñanza de un día con Nadal

Ángel G. Muñiz desde la ciudad de Madrid

El mejor espejo posible. Muchos de los jóvenes talentos españoles que emergen en el circuito ATP tienen la oportunidad de compartir un entrenamiento con una de las mejores raquetas de todos los tiempos, Rafa Nadal. Y uno de esos jugadores es David Vega (Gran Canaria, España; 1994). El canario, que esta temporada ha ascendido hasta su mejor ranking (top-403) a las órdenes de Toni Colom, trata de recuperarse -como el manacorí- de problemas físicos para retornar lo antes posible a la competición. Como ya lo hiciese antes de la final del Mutua Madrid Open, Vega intercambia durante estos días, horas en pista con Nadal. Esta vez en la base de operaciones del número dos del mundo. En Mallorca.

Pregunta. Después de casi un mes sin ritmo, ¿cómo se encuentra de su lesión?

Respuesta. He estado parado por problemas físicos y poco a poco estoy cogiendo el tono de nuevo, probando cómo responde el abdominal. Estos días sólo he estado jugando por abajo y hasta este jueves no probé con el saque.

P. Ha tenido la oportunidad de preparar en Mallorca con Rafa Nadal su regreso.

R. Sí, llegué este miércoles a Mallorca a las 10:00 h. y a las 11:00 h. ya estaba entrenando con Rafa. Él está tocado de la muñeca y tiene para unas semanas. Está tratando de llegar a tiempo al US Open, después de tener que renunciar a Toronto y Cincinnati. Entrenamos bien, aunque algo más suave que en las últimas ocasiones en las que había estado con él.

P. Comenta que el entrenamiento fue “algo más suave”. ¿Cómo ha visto a Nadal durante estos días?

R. No puede pegar el revés a dos manos, pero está entrenando con revés cortado. Eso sí, la derecha va como siempre. Perfecta. Está entrenando muy bien, con la misma garra y a pesar de la lesión, muy positivo en su actitud. Al margen de ese problema para golpear el revés, lo veo igual que siempre: sacando bien, pegando la derecha bien… La bola me viene igual de pesada.

P. ¿Cómo es un día de entrenamiento con Nadal?

R. Es una experiencia única. Rafa es uno de los mejores de todos los tiempos. Tiene 14 Grand Slam y hasta hace unas semanas era el número uno de la ATP. Sin embargo, todo eso no impide que sea una persona cercana. Cualquier otro, con mucho menos nivel, tendría motivos suficientes para ser soberbio, pero esto no ocurre con Nadal. Le puedes pedir un consejo en un momento determinado y te ayuda. Como ejemplo, en un peloteo me devolvió una corta, la tiré fuera y me dijo: “Esas bolas intenta que se escapen a lo ancho, en lugar de a lo largo”. Me aconsejaba que ajustara.

P. ¿Qué es lo que más le sorprende de él?

P. A nivel de tenis, sorprende que teniendo todas esas cualidades y títulos sigue serio y concentrado en todo momento. Y si algo no sale, lo sigue intentando. Luego está claro que también su potencia, el peso de bola, la facilidad para poner la pelota donde quiere… Mucha gente suele hablar de la técnica y elegancia de Federer, pero no he visto a otro que pegue con tanta potencia como Rafa. Cuesta mucho responderle, tanto que si no abres rápido, te acabas comiendo la bola. Sus cambios de velocidad y dirección son brutales. Pero más allá de estos aspectos, llama la atención lo cercano que es. Cuando entrenamos por primera vez me esperaba una persona más distante, lo que todos pensamos que podría ser un número uno. Nada de eso. Es muy normal. Además, se preocupa por cómo me va, el ranking que tengo, los torneos que voy a jugar, me cuenta alguna anécdota… A veces da la sensación de que no fuese consciente de todo el historial que tiene a sus espaldas.

P. ¿Cuál ha sido el mejor consejo que le ha dado?

R. Me da consejos puntuales, como el que comentaba antes. Pero realmente quien suele hablar conmigo y con mi entrenador es Toni Nadal. Como cualquier jugador lesionado, a nadie le gusta pasar por esta situación. Venía de estar muy cerca de tocar el 300 por primera vez, jugando bien, con confianza y buenos resultados. Pero cuesta recuperarse y volver a empezar. Cuando le comenté esta situación me dijo: “Vale la pena esforzarte unos años, porque has entrenado con Nadal y aguantas. Necesitas mejorar detalles, pero si quieres llegar y lo luchas de verdad, al 100%, pocas cosas te darán esa satisfacción”. Luego, en el apartado tenístico me dio un consejo muy útil: “Hay que fallar menos que el otro, ajustar al máximo y mantener la concentración aunque el rival tenga menos nivel”.

P. El día de la final del Mutua Madrid Open tuvo la oportunidad de ser su sparring. En aquella ocasión le dio suerte, ¿repetirá ahora para el US Open?

R. Espero que sí, pero por la poca experiencia que tengo y sin saber exactamente cómo será su recuperación, es difícil salir de una lesión y coger el ritmo cuando estás tocado. De todas formas, estamos hablando de Rafa Nadal y de él nunca se puede dudar. Por como es él y por la ambición que tiene, no sé si ganará el US Open, pero no le quito ninguna posibilidad. Ojalá tenga un buen cuadro para rodar en las primeras rondas y coger ritmo alto. Es más difícil que otros Grand Slam, pero claro que si finalmente va, puede ganarlo.

P. Usted forma parte de los jóvenes talentos que sueñan con engancharse al top-100 de la ATP. Si tuviese que hacer un pronóstico, ¿quiénes diría que lo conseguirán?

R. Espero ser uno de ellos (risas). No miro el ranking, de verdad. De mi generación está Pérez Sanz, Esteve, pero hay que trabajar mucho para llegar ahí. Más atrás, me está sorprendiendo bastante Bernabé Zapata, porque viene haciendo buenos resultados. Es constante y tiene mimbres. Luego está Jaume Munar que es muy bueno también, pero aún tiene recorrido por delante. Y con más edad que nosotros hay una serie de nombres como Jordi Samper, Lizariturry o Gerard Granollers que tienen mucho tenis y llevan tiempo buscándolo, pero se les resiste. Tampoco hay que olvidarse de Cervantes, que empezó de cero este año y en muy poco tiempo ha escalado muchas posiciones en el ranking. Todos debemos ser humildes y no olvidarnos de trabajar.

P. De todos los rivales que se ha encontrado, ¿cuál es que más le ha sorprendido?

R. Entre los españoles en los Futures veo bastante serio a nivel tenístico a Ricardo Ojeda. Es un jugador que ha mejorado bastante. El portugués Frederico Silva tiene mucho talento, pero irregular. Y también incluiría a Christian Garín. A decir verdad no lo he visto jugar, pero por lo que he escuchado tiene nivel para llegar a arriba. Es más joven que yo y ha ganado algún Futures. Es el que más suena de mi generación.

P. Finalmente, ¿dónde le veremos competir en las próximas semanas?

R. Mi próxima parada es Ourense. Tendré que jugar la previa porque no me inscribí y el sábado pondré a prueba el abdominal. Luego vendrán Vigo, Pozoblanco, Oviedo y el Challenger de Sevilla. Tengo muchas ganas de coger el nivel que dejé hace un mes y saltar a los Challanger. Con un poco de suerte, quiero salir de los Futures. Hay que salir de ahí cuanto antes. Sé que para ello tengo que seguir trabajando la cabeza que es lo que marca la diferencia. En este aspecto, Toni Colom me ayuda bastante. Para lograr el objetivo sé que tengo que ponerme las pilas y trabajar. Ganas e ilusión no nos faltan.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados
custom dissertation do my homework for me cheap cheap paper writing content writing service mywritingpaper