Garbiñe Muguruza: “Estoy ante el año más difícil de mi carrera”

Rafael Plaza desde la ciudad de Melbourne

La candidatura de Garbiñe Muguruza (Caracas, Venezuela; 1993) al título en el Abierto de Australia se mide en los detalles que rodean a la número tres del mundo antes de debutar el próximo martes contra Anett Kontaveit. El sábado por la mañana, la española está convocada ante la prensa en la sala principal del torneo, por la que únicamente pasan las mejores. Antes, sin embargo, ha estado un buen rato con las televisiones, atendiendo a multitud de peticiones internacionales. Es la confirmación de una nueva condición ganada a pulso: la joven de 22 años aspira a todo en la temporada 2016, donde debe confirmar que está preparada para aguantar millones de miradas y demostrar que lo suyo no es casualidad. En la previa de su debut, Muguruza se sienta con TENNISTOPIC para repasar el desafío que tiene por delante.

Pregunta. En sus vacaciones se fue a Chicago, a ver jugar al equipo de Derrick Rose y Pau Gasol.

Respuesta. Soy muy fan de los Chicago Bulls. Nunca había visto un partido de la NBA en directo, fue la primera vez. Y es muy impresionante porque es totalmente diferente al tenis, no tiene nada que ver. Es todo show, ruido, ambiente, gritos…. El tenis es silencio y respeto y la NBA es todo lo contrario.

P. ¿Qué significa 2016 para usted?

R. Es un reto. Seguro que habrá muchos complicados, pero creo que estoy ante el año más difícil de mi carrera porque es el que tengo menos experiencia con cosas nuevas. Sé que va a ser complicado porque he visto cómo le ha costado a otras jugadores seguir adelante después de un año bueno. He visto lo que han sufrido para poder mantener el nivel. Pero es un reto y quiero ver cómo soy en esas circunstancias.

P. La canadiense Bouchard se desplomó en 2015 tras irrumpir con fuerza el año anterior. ¿Le da miedo que le pueda pasar lo mismo?

R. Sí, es un ejemplo. No me da miedo ser otro caso Bouchard. Si te pasa, te pasa. No puedes tenerle miedo a eso, debes saber que existe esa opción de que pueda ocurrir, pero ojalá no me pase. Tengo que ser muy constante para no sufrir un bajón tan grande como ese.

P. ¿Una jugadora sabe cuándo ha tocado techo?

R. No lo sé. Depende de un poco de la motivación o del hambre que tengas, de tus objetivos. El tope llega cuando estás contenta. A veces, ser tan ambiciosa es un problema. Soy muy autoexigente conmigo misma y muchas veces me frustro porque quiero ser mejor y ese día no lo consigo del todo. Pero ojalá siempre tenga ese problema, ojalá siempre sea así.

P. Hace varios meses desde que cambio de entrenador. ¿Qué ha aprendido de Sumyk?

R. Con Sam tuve una conexión inmediata. Le había visto por el circuito algunas veces, tenemos un carácter muy parecido, muy fuerte, y tiene ese extra de conocimiento, de haber vivido lo que supone estar en el nivel máximo. Eso es algo difícil de encontrar en un entrenador. Hay muy poca gente que pueda decir eso.

P. Ambos tienen un carácter fuerte. ¿Pueden chocar?

R. Seguro que en algún momento pasa. Los roces existen y más en la alta competición, pero no lo veo de momento. Nos llevamos muy bien, aunque tenemos caracteres fuertes, pero no en contra de nosotros. Al final, es alguien de mi equipo, con el que quiero estar al 100%. No veo esa posibilidad de momento.

P. ¿Se reafirmaría en que no es posible hacer amigas en el circuito?

R. ¿No hay amigas? Es que es difícil hacer amigas. Sí, sí que hay amigas. Te puedes llevar muy bien con muchas chicas, pero realmente hacer una amistad de verdad… eso es lo que es difícil, pero sí que hay. Yo me llevo muy bien con mucha gente.

P. Tras perder con Bouchard, Nicole Gibbs escribió un tuit con un hashtag que decía “no todas odiamos a las demás”.

R. No vi nada. Vi que salió un titular del que he oído hablar bastante. Mucha gente me ha hecho bromas con eso, pero fue algo que se sacó de contexto totalmente. Si alguien lee la entrevista se dará cuenta de que para nada fue en un mal plan. Lo encuentro fuera de lugar.

P. ¿Cómo se vive en un vestuario femenino?

R. Cada una hace su vida y está en su mundo, a su rollo. No tienes que preocuparte de las demás porque es un deporte individual.

P. ¿Está preparada para ganar un Grand Slam?

R. Se tiene que dar muchas cosas, pero no tengo ni idea, sinceramente. Es algo que no he pasado todavía. Nunca se sabe si estás preparada. Cuando empecé a jugar Wimbledon tampoco sabía que iba a llegar a la final. Es algo de lo que te vas dando cuenta con el paso de los días. Obviamente, voy a cada torneo pensando que puedo ganarlo, pero luego se tienen que dar muchas cosas.

P. Pero es evidente que tiene el respeto de sus rivales. ¿Eso ayuda?

R. Seguro que eso influencia. Las rivales saben que cuando vienes jugando bien están ante un partido difícil, que estás en forma y en racha. Eso le pasa a todo el mundo. Supongo que algo influirá. O espero que lo haga. Mejor tener esa capacidad de intimidación que no tenerla, eso seguro. Es mejor que las rivales tengan ese punto de vamos a ver cómo sale hoy a la pista.

P. ¿No le preocupa que su ritmo de competición haya sido prácticamente nulo? Se retiró en el primer partido del año en Brisbane por molestias en el pie…

R. He estado entrenando mucho, haciendo horas en pista. No creo que sea una limitación. Todo el mundo prefiere llegar a un Grand Slam con muchos partidos, con el rodaje necesario. Pero me he encontrado en la situación de jugar un torneo sin tener muchos partidos detrás y no ha sido algo problemático. Creo que puedo hacerlo bien.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados
who can i pay to do my homework do my evolution homework for me customessays.co.uk pay to write my essay order dissertation