“Ferrer me ha marcado el camino a seguir”

Javier Méndez desde la ciudad de Nueva York

Apenas han pasado unos días desde que Pablo Carreño Busta (Gijón, España; 1991) saboreó las horas más dulces de su carrera. El español, que firmó en la reciente edición del US Open su mejor marca en un Grand Slam, se despidió de Nueva York con la cabeza alta en semifinales. Antes de encarar el tramo final de una temporada que lo ha visto irrumpir en el Top 10 y aspirar a estar entre los ocho mejores del año en las Nitto ATP Finals en el O2 de Londres, se sentó con TENNISTOPIC para valorar su papel en Flushing Meadows, donde escribió una de las historias más brillantes de su emergente trayectoria profesional.

Pregunta. Ha pisado sus primeras semifinales de Grand Slam en pista dura. Algo que sorprende, sobre todo, a la prensa extranjera es que sus mejores resultados se produzcan en esta superficie.

Respuesta. Quizás me siento más cómodo jugando en tierra batida, porque desde los 15 hasta los 22 años jugué más en esta superficie que en otras, pero tampoco creo que tenga sorprender tanto porque tengo un juego que se adapta a la pista rápida. De hecho, el primer torneo que gané en mi carrera fue Winston-Salem y el segundo Moscú, en pista dura cubierta.

P. El cuadro le abrió un camino con cuatro rivales seguidos de la previa, algo que ocurrió por primera vez en la historia.

R. Así es, pero esto tampoco quiere decir que sea un regalo. Tuve rivales como Shapovalov, un jugador joven que jugaba sin saber lo que es la presión, que todo le va rodado y que está disfrutando. Eso lo hace más peligroso.

P. Era una oportunidad para hacer algo importante y supo asumir esa condición de favorito. No tuvo vértigo.

R. Este año uno de los objetivos que me había marcado con mi equipo era hacer cosas importantes en torneos grandes. Conseguirlo quiere decir que estoy subiendo el nivel. Además, otro de los retos fijados para este año era saber competir como favorito y he sabido encarar este tipo de partidos.

P. “No soy un súper crack”, decía durante estos días en Nueva York. ¿Cómo se puede estar, entonces, en una semifinal de Grand Slam, en el Top 10 y virtualmente clasificado para las Nitto ATP Finals (Copa de Maestros)?

R. Obviamente, no me refería a que sea malo (risas). Quería decir que no era como Federer, Nadal, McEnroe o Borg, sino un chico normal que a base de luchar por sus sueños y de trabajar duro ha conseguido alcanzar las semifinales de un Grand Slam y estar en el Top 10.

P. Su discurso es similar al de David Ferrer.

R. David fue uno de mis referentes cuando di el salto profesional y lo seguirá siendo. Es el único camino que tengo para seguir creciendo. Desde que lo conozco tenemos muy buena relación, además compartimos agente (Albert Molina) y eso ha hecho que esté muy cerca de mí, que me haya ayudado mucho tanto entrenando como en conversaciones fuera de la pista.

P. ¿Qué ha aprendido de él?

R. Le debo mucho porque me ha enseñado muchas cosas. Verlo entrenar me ha marcado el camino a seguir, David era un jugador que no era capaz de controlar su carácter y a medida que fue madurando ha sido un jugador top que si no hubiese coincidido con Nadal, Federer o Djokovic seguramente hubiese ganado algún torneo más importante.

P. A Carreño ya lo conocemos, ¿cómo es Pablo?

R. Soy una persona tranquila, es difícil cabrearme aunque a veces se consigue (risas). Soy bastante familiar, tengo dos hermanas a las que por mi profesión he visto muy poco. Con 15 años me fui a Barcelona y los viajes a Asturias son difíciles y cada vez más escasos. También me gustan los deportes, estar siempre activo, aunque es cierto que desde que soy profesional me gusta tomarme unos días de descanso.

P. Schwartzman reveló antes de jugar contra ti en cuartos de final que comparten un juego online de fútbol.

R. Sí, es un juego para el móvil que tenemos varios jugadores españoles, argentinos, chilenos… A todos nos gusta el fútbol. Hicimos una liga inglesa y ahora estamos con una española. Él es el Alavés y yo soy el Sporting, obviamente.

P. ¿Es usted sportinguista hasta la médula?

R. Siempre. Yo soy sportinguista.

P. El último entrenamiento que hizo antes de empezar el torneo fue en la Arthur Ashe con Nadal. Estuvo cerca de repetirse en la final…

R. Fue importante porque mi primer rival era zurdo. Era algo que sabíamos, pero el segundo y el cuarto también lo fueron. Era un entrenamiento que nos venía bien y con Rafa era el entrenamiento perfecto. Estuvimos en la Arthur Ashe, que no hubiera pisado de otra manera, algo que me vendría muy bien para las rondas que he jugado en esa pista. Así que mi entrenador la clavó poniendo ese entrenamiento dos domingos antes de empezar.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados
how can i pay someone to write my essay order reflection paper term paper order best essay editing services someone do my essay