займы онлайнкредит наличными

Francis Roig: “Nadal tiene que hacer un esfuerzo mayor para ganar ahora”

Rafael Plaza desde la ciudad de Sevilla

Rafael Nadal viaja mañana a Montreal para jugar el Masters 1000 de Canadá (desde el próximo 10 de agosto), que es el primero de los torneos que componen su verano por Estados Unidos (Cincinnati y el Abierto de los Estados Unidos lo completan). El mallorquín, que se coronó en Hamburgo el pasado domingo, llega como número nueve del mundo, necesitado de victorias de peso y en busca de un salto que le permita afrontar el último tramo del curso sin las fisuras que le han encadenado durante la primera parte de 2015. Francis Roig (Barcelona, España; 1968), el técnico que le acompaña en las dos primeras pruebas antes del último grande del año, aborda en esta entrevista con TENNISTOPIC las claves para que el campeón de 14 grandes logre el objetivo para el que lleva trabajando desde hace tiempo.

Pregunta. ¿Qué supone el triunfo en Hamburgo?

Respuesta. Siempre es positivo ganar y más antes de empezar una gira tan importante como es la de este verano. Hay un cambio de superficie y se tendrá que adaptar a ello, pero evidentemente le ayuda para la confianza y para trabajar en los entrenamientos. Era básico salir de Hamburgo ganando. Si hubiera sido al revés, si hubiera ido mal el torneo, afrontaría la gira por Estados Unidos de otra manera. Quizás, con menos ilusión y con algo más de dudas.

P. Falta de “continuidad” y falta de “confianza” han sido dos de los argumentos utilizados por Nadal para explicar lo ocurrido estos meses atrás.

R. La falta de continuidad es la falta de confianza. Ha tenido algunos torneos en los que no lo ha hecho mal, pero luego no ha podido seguir jugando de esa forma. No diría que ha sido por un aspecto en concreto, ha sido algo general. A la hora de competir no ha estado como suele estar él, como ha estado durante estos últimos 10 años. Y pese a no estar como le habría gustado, está sexto en la clasificación de la temporada después de ganar en Hamburgo. El objetivo es intentar quedar entre los cinco primeros a final de año y salvar la temporada de la mejor manera posible, afrontando el Abierto de los Estados Unidos con ganas y bien preparado. Y pensar con ilusión en 2016.

P. ¿Entonces dónde está el problema principal?

R. Pensar que ha sido por algo en concreto… no ha estado al nivel a la hora de competir como venía haciéndolo hasta ahora, pero también es normal después de tanto tiempo manteniendo esa regularidad. Al final, si miramos todos los resultados veremos que ha sido muy regular durante muchos años. No competir bien le ha hecho tener estos altibajos en 2015. Ha sido un poco de todo: mental, físico… una mezcla.

P. ¿Es tan grande la distancia con Djokovic, Federer, Murray y el resto de sus máximos rivales ahora mismo?

R. En cuanto a puntos, sí. En cuanto a nivel, Djokovic está por encima del resto, pero no creo que esté mejor que otros años. Quizás, era Nadal el que siempre le hacía sombra, hablando en términos de final de temporada. A un partido le puede ganar cualquiera: Murray, Federer, Wawrinka… son jugadores que le pueden hacer daño, pero a final de temporada Djokovic y Nadal han sido los que han marcado las diferencias en puntos durante las últimas temporadas. El ránking dice que Novak está bastante por encima. Me atrevería a decir que Nadal en Estados Unidos puede estar competitivo contra el resto a día de hoy, quitando a Djokovic.

P. “Si seguimos así durante dos años más, evidentemente veremos lo que pasa”, dijo tras caer en Wimbledon contra Dustin Brown. ¿Imagina esta situación prologándose tanto tiempo?

R. Creo que no. Puede volver al mismo nivel que tenía. Le falta continuidad y mejorar su juego, como los desplazamientos y estar más rápido, pero lo veo capaz. No ha perdido el nivel porque le falte fuerza, movilidad o fortaleza mental. Ha sido un poco de ansiedad, pero está capacitado para darle la vuelta, estar competitivo e intentar ganar torneos del Grand Slam, que al final es su objetivo.

P. Habla de mejoras en su juego. ¿Qué sucede con la derecha? No acaba de encontrar el punto necesario con ese golpe tan importante: tiros cortos, muchos al limbo, otros descoordinados…

R. Ha estado remarcando durante este período de dudas el tiro intermedio con la derecha, que no acaba de conseguirlo. Ese tiro intermedio hace daño al rival sin que necesite asumir riesgos. A partir de ahí, si se ve con ese tiro, lo demás le viene más fácil. Buscar un tiro más agresivo cuando todavía no tienes el intermedio… es algo que cuesta más. Pero no creo que sea un hecho solo de la derecha, que haya perdido el feeling en ese golpe, es un poco en general todo. Algunas veces ha sacado bien y luego otras no, igual con el resto, algo que es muy importante en su juego. No es lo mismo restar y tener al rival con la primera pelota golpeando lejos de la línea de fondo que dejar la bola a media pista y tener que correr. La derecha va unida a todo su juego, no es que haya perdido confianza con la derecha.

P. ¿Cómo afectan estos altibajos a sus rivales? Parece que les cambia la forma de afrontar los partidos contra Nadal.

R. Es algo evidente en el deporte. Cuando juegas contra un tenista al que ganas siempre le haces sentir que es mucho más difícil que te derrote. Si los primeros juegos van bien, parece que baja un poco la guardia. Sin embargo, cuando ves que ese jugador pierde partidos que tenía prácticamente ganados durante el año, que no es capaz de cerrarlos en varios torneos, crees que también puedes ganarle. Esto es muy importante. El esfuerzo que tiene que hacer ahora para ganar no es el mismo que antes. Antes, con tres o cuatro juegos o incluso antes de saltar a pista, tenía ganado el 50% del encuentro y hoy en día no es así. Nadal tiene que hacer un esfuerzo mayor para ganar ahora. Es parte del juego. Es un aspecto muy importante en el que hacemos hincapié para intentar darle la vuelta.

P. Usted vivió bien cerca los logros del Nadal en el verano de 2013, posiblemente uno de las mejores versiones de toda su carrera. ¿Qué diferencias hay entre aquel jugador y este?

R. Aquel jugador era muy agresivo y para jugar agresivo debe tener un buen control de pelota. A un nivel de crucero alto, golpeando la pelota de la forma que lo hacía en 2013, se encontraba cómodo, sin fallar, y esto a día de hoy no lo tiene. Será complicado que vayamos a Estados Unidos y desde el primer momento pueda jugar tan agresivo como lo hizo hace dos años, pero mi objetivo es hacerle ver que si quiere ganar, y sobre todo ganar a los buenos, esa es la manera. Vamos a entrenar para jugar agresivo, que pueda irse a la red, que tenga intención al resto y mejor el saque.

P. John McEnroe fue el primero que pidió un cambio de entrenador para romper la dinámica y buscar soluciones. Luego, se han ido sumado muchos otros a la petición del estadounidense de relevar a Toni en el banquillo…

R. Es normal que se hable cuando los resultados no son los esperados. Pasa en todos los deportes: en fútbol, en baloncesto y también en tenis, pero desde dentro estamos tranquilos. No es un tema solo de Toni porque todos estamos expuestos. Nadal no es una persona de cambios. Él confía en su equipo y vamos a salir adelante seguro. Es lógico que se hable, pero desde dentro estamos muy tranquilos.

© TENNISTOPIC.com 2015. Todos los derechos reservados
persuasive essays for college do my assignment reviews get your essay done for fre college papers buy help on essays